El doctor Valentí Fuster considera que «en un año o dos, el coronavirus será como una gripe»

El reputado Dr. Fuster: 'Estamos viviendo una tercera guerra mundial biológica'

Valentí Fuster afirma que 'en un año o dos, el coronavirus será como una gripe'

En una entrevista matinal en el programa radiofónico El món de ''RAC1' con el periodista Jordi Basté, Valentí Fuster, director médico del Hospital Mount Sinai de Nueva York y director general del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares, ha asegurado que el Covid-19 no se irá del todo pero que cada vez afectará menos y «en un año o dos será como una gripe común».

Parece que en esta segunda ola, el Dr. Valentí Fuster ha sacado a relucir de nuevo un término relacionado con el conflicto bélico para realizar una comparación sobre la situación de la pandemia: «Eso es una tercera guerra mundial biológica pero la gente joven no ha vivido ninguna guerra, hemos tenido suerte hasta ahora».

El director médico del Mount Sinai de Nueva York llama a «la esperanza» y desea que algún día llegará a terminarse esta terrible pandemia. Más específicamente, Fuster pone la vista en el verano del 2022, la fecha que se ha marcado el reputado doctor catalán y donde cree que podremos empezar a ver señales de más normalidad a lo que estamos acostumbrados en este año 2020 por culpa de la pandemia.

«El problema es que se habla de la atención a la salud individual, no global»

Fuster lanza un aviso importante para cambiar la manera de comprender la salud: «El problema es que se habla de la atención a la salud individual, no global». Para que sea más sencillo de entender, Fuster pone el foco en los problemas del medio ambiente, dejando a un lado el sufrimiento que podemos experimentar cada una de las personas.

Además, el doctor Valentí Fuster mira al pasado para ver qué se ha hecho mal y ha sido muy contundente sobre ello. Opina que «se han perdido tres años», ya que teníamos bastante tiempo y margen suficiente para ponerse a trabajar en la creación de una vacuna contra los posibles virus futuros. «No estábamos preparados por una infección que hiciera vulnerable la población". Por ello, ha vuelto a insistir lanzando un mensaje al aire: «La principal terapia es la esperanza».

Para poder acabar con las olas de coronavirus, el doctor Fuster ha señalado tres factores vitales: «Lo más importante es que no nos transmitimos la enfermedad los unos en los otros, la segunda que haya testing, saber si tenemos o no el virus de forma rápida; y el tercero, la resiliencia».

La importancia del trabajo con anticoagulantes

En el centro que coordina Valentí Fuster en los Estados Unidos, ha fijado la línea médica del presente. El punto más importante lo coloca en la coagulación de la sangre: «Lo que realmente mata al enfermo es la defensa inmunológica, los órganos pueden acabar invadidos por células de productos de defensa que llevan a un mal».

Además, Fuster afirma que «los coágulos de sangre son la segunda razón por la cual los enfermos mueren. Por eso están trabajando con diferentes anticoagulantes para ver cuál es el más efectivo». Fuster habla de «meses para ver si serán efectivos». Una de las secuelas del coronavirus es el corazón y sobre este asunto, llama a la calma: «El corazón está infectado de los enfermos que ingresan en un 30% pero mucho pocos tienen secuelas importantes».

Valentí Fuster, crítico con las administraciones por la gestión de la pandemia

Fuster también ha sido muy crítico con el papel de los gobiernos en cuanto a la gestión de la pandemia. Ha recordado Fuster que en 2017 él y otros investigadores crearon un documento que analizaba la salud global y donde ya avisaban de la vulnerabilidad a las epidemias si no había una mayor coordinación mundial.


Comentarios