Calle vacía durante el toque de queda por el coronavirus

Parte de España ya se prepara para un confinamiento en casa: 'es un descontrol'

La Comunidad Valenciana alcanza los peores datos de España y Ximo Puig ya se plantea solicitar formalmente al Ejecutivo el confinamiento domiciliario

El aumento exponencial de casos en la Comunidad Valenciana aboca a la Generalitat a tener que reclamar al Gobierno central la posibilidad de decretar un confinamiento domiciliario como la misma vicepresidenta Mónica Oltra auguró en rueda de prensa hace unos días: «No se puede descartar el escenario de un confinamiento parcial», afirmaba el pasado 8 de enero.

Compromís y Podemos también están presionando en esta dirección a sus socios de gobierno PSPV-PSOE, pidiendo en las últimas horas a Ximo Puig que solicite al Ejecutivo permiso para poder confinar en sus casas a la población valenciana ante el descontrol de la pandemia en dicha región.

Y es que el coronavirus alcanzó un nuevo récord de positivos diarios el pasado sábado, con 6.240 nuevos contagiados, así como de hospitalizados, llegando a los 2.337 ingresados por Covid. De hecho, las tasa de ocupación de UCI en la comunidad ronda ya el 35 %, siendo el 25 % el límite que considera el Gobierno Central para ser calificado un territorio como de ‘alto riesgo’. Los hospitales se encuentran al borde del colapso y la cifra de fallecidos no hace más que aumentar.

La Comunitat Valenciana ha suspendido las operaciones no urgentes y ha habilitado camas en los hospitales de campaña de Valencia, Alicante y Castellón. La incidencia acumulada está ya en 400 contagios por cada 100.000 habitantes, con una tasa de positividad que preocupa y mucho, pues es la más alta del país y alcanza el 25 %, un indicador que augura que lo que está por venir no va a ser una disminución de la curva de contagios ni hospitalizaciones, sino todo lo contrario, dibujando un mapa desolador para las próximas semanas.

Ximo Puig va a mover ficha

A la Generalitat ya no le quedan más herramientas para restringir los movimientos de la población, y tras días de presiones Ximo Puig ya se plantea solicitar formalmente a Pedro Sánchez que le permita ordenar legalmente un confinamiento domiciliario en la Comunidad Valenciana parecido al que se decretó en marzo. En pocos días ha pasado de rechazar dicho escenario a verlo ya como algo inevitable, pues los datos resultan inasumibles.

Así lo afirmaba en rueda de prensa el pasado sábado en rueda de prensa, cuando afirmó: «No se puede descartar nada», refiriéndose por primera vez a un encierro domiciliario.

La Generalitat Valenciana abogaría en este caso por una especie de confinamiento parcial en el que solo se permitiera salir a la calle para ir a trabajar o a clase, o para hacer compras básicas y acudir al médico. Pero Podemos pide más, y aboga por un cierre más duro que incluiría cerrar colegios y universidades.

El Estado de Alarma actual no contempla un encierro

Hay que recordar que el actual Estado de Alarma decretado por Pedro Sánchez y que estará vigente hasta mayo no contempla la posibilidad del confinamiento domiciliario, por lo que el Ejecutivo central tendría que decretar uno nuevo que lo amparara legalmente.

En el actual documento solo se contempla la posibilidad de que las autonomías establezcan ampliaciones del toque de queda, limitación de reuniones, cierres perimetrales de regiones o municipios, y control de aforos, pero no la aplicación de un confinamiento domiciliario.

Pero recientemente, Salvador Illa se ha mostrado contundente sobre la petición de varias comunidades autónomas del confinamiento domiciliario: «Las medidas acordadas el 22 de octubre son suficientes», ha afirmado.

En la misma línea se manifestó Fernando Simón esta semana cuando fue preguntado por la necesidad o no del encierro domiciliario: «No estamos en una situación similar a la de la primera ola, creo que podemos conseguir controlar esta tercera ola sin necesidad de un confinamiento domiciliario estricto como ocurrió en marzo. Si nos fijamos en los datos, la segunda ola fue más importante que la primera. Estamos en datos cercanos a esta segunda ola, cuando no hubo confinamiento domiciliario. Durante la primera ola fue muy superior, pero no se notificaban tantos casos» afirmó, descartándolo.

 

Infórmate más sobre el coronavirus:

- Las últimas noticias sobre la pandemia en España y el mundo

- Radar Covid: La aplicación de rastreo y cómo descargarla en tu móvil

- Guía coronavirus: 12 pautas para protegerte y actuar ante un contagio