Gente paseando con mascarilla durante la pandemia del coronavirus

Uno de cada cinco españoles con cáncer no sabe que lo tiene a causa de la pandemia

Es una de la consecuencias de la saturación en los hospitales

La realidad de la pandemia hace meses que nos golpea en España. Nuestro país ha vivido una situación excepcional no vista en décadas con hospitales saturados y con unas cifras de mortalidad no vistas desde la Guerra Civil. 

Pero es que la cuestión no es solo lo que la propia enfermedad del Covid-19 está provocando por si sola. La situación precaria en la que están muchos centros de salud y hospitalarios está afectando a otras muchas enfermedades graves como es el cáncer. Son muchos los casos que se han denunciado en los medios de pacientes oncológicos que han fallecido en España tras no poder someterse a tratamiento durante estos meses. 

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Pero es que los datos que hacía públicos este lunes la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) dejan claro que estos fallecimientos podrían dispararse en los próximos meses. Y es que confirmaban que uno de cada cinco de los pacientes españoles estaría con cáncer no habría sido diagnosticado todavía por culpa de la pandemia

Y el gran temor que tienen es que esto también pueda provocar que muchos ya lleguen con tumores muy avanzados para iniciar su tratamiento y esto dispare la mortalidad entre los pacientes oncológicos. Por este motivo, el presidente del SEOM, el doctor Álvaro Rodríguez-Lescure, explicaba que es «fundamental garantizar la continuidad de la asistencia, diagnóstico, y tratamiento de las enfermedades graves no-Covid, como es el cáncer, para evitar un exceso de mortalidad por estas enfermedades». 

Lo hacía en la presentación de 'Las cifras del cáncer en España 2021'. Este escrito editado por esta institución junto a la red Española de Registros de Cáncer (Redecan), recoge los datos aportados por sus registros y por otras fuentes: Global Cancer Observatory (CGO), Agencia Internacional de Investigación del Cáncer (IARC) de la Organización Mundial de la Salud (OMS), del Instituto Nacional de Estadística (INE) y Globocan-2020.

Rodríguez-Lescure confirmaba que durante este meses los servicios oncológicos «han vivido una readaptación a una situación excepcional». Esta ha provocado que hayan priorizado «la atención telefónica» y «ajustado tratamientos para minimizar riesgos». Otro doctor, César Ramírez Plaza, jefe del Servicio de Cirugía General y Aparato Digestivo del Hospital Quirónsalud Málaga, explicaba en Europa Press como «la paralización de pruebas en la primera ola ha sido de hasta un 30 por ciento», especialmente de los «programas de screening o cribado, que permiten un diagnóstico precoz del cáncer». 

Este último calcula que podría haber «un aumento de la mortalidad del diez por ciento en uno o dos años». Y el presidente del SEOM se mostraba también preocupado por «si los tumores van a llegar en estadios más avanzados, o si van a llegar». 

El número de casos que podría haber este año

Las estimaciones que hacían en el informe mencionado es que durante 2021 haya en España 276.239 nuevos casos de cáncer, 158.867 en hombres y 117.372 en mujeres. Mientras que en los primeros serán mayoritariamente de próstata (35.764 nuevos casos), colorrectal (25.678), pulmón (21.578) o vejiga (16.578), en las mujeres destacan el de mama (33.375) y el colorrectal (17.903) y más alejado el de pulmón (7.971) y el cáncer de cuello uterino (6.923).

Muchos podrían no recibir el tratamiento a tiempo

No muy optimistas sobre el tratamiento del cáncer en España se mostraban expertos de la Clínica Universidad de Navarra. El doctor Ignacio Gil Bazo, codirector del Departamento de Oncología Médica, explicaba a Europa Press que un tumor que no es detectado a tiempo «reduce la ventana de oportunidad, limita la finalidad del propio tratamiento, ya que puede pasar de ser curativo a paliativo, y afecta negativamente a la calidad de vida posterior del paciente». 

Y en el mismo sentido se pronunciaba su compañero y codirector de la sede en Madrid, Antonio González. . «No es lo mismo que el paciente comience con síntomas y busque ayuda en marzo a que lo haga tres meses después», afirmaba.