De momento los controles de movilidad como el que tienen zonas de Madrid quedan aparcados

Sale adelante la propuesta de Sanidad de confinar las zonas más afectadas de España

Varias comunidades han votado en contra, incluidas Madrid y Cataluña

Fracaso parcial de Sanidad. En el Consejo Interterritorial de Salud, compuesto por los consejeros de Sanidad de las diferentes comunidades además de por el ministerio, solo parte de las comunidades han votado a favor del documento que establecía criterios comunes para toda España para establecer restricciones en los municipios de más de 100.000. Sin embargo, una mayoría ha apoyado el plan, por lo que este sale adelante.

Así la propuesta del ministerio dirigido por Salvador Illa ha tenido el voto a favor de las regiones gobernadas por el PSOE (Aragón, Asturias, Baleares, Canarias, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Extremadura, La Rioja y Navarra), además de Cantabria y País Vasco. Pero en cambio las gobernadas por el PP han votado en contra, incluida Madrid, menos Murcia que se ha abstenido y Castilla y León que sí votó a favor. Cataluña también ha votado en contra. 

De momento, esto provoca que el documento presentado por Sanidad se traslade a la Ponencia de Alertas de Salud Publica para trabajarlo técnicamente.

La propuesta de Sanidad

Hay que recordar que el ministerio proponía restringir entradas y salidas de las personas que vivan en municipios de más de 100.000 habitantes que cumplieran estos tres criterios: tener más de 500 casos por estos 100.000 ha, tener una positividad de más de un 10% y las UCIs a un 35% en su comunidad. 

Entre las medidas que también proponían estaban cerrar parques infantiles, limitar aforos en establecimientos comerciales y de restauración a un 50% salvo el 60% en terrazas, fijar una hora de cierre a las 22.00  o limitar las reuniones a 6 personas. 

En este sentido, hay que recordar que tras el acuerdo de ayer que hacía pensar que Madrid sí apoyaría el acuerdo hoy han surgido dudas sobre su posición que finalmente ha sido contraria. La presidenta, Isabel Díaz Ayuso, pedía horas antes de saberse el desacuerdo que se necesitaba «un texto consensuado y basado en parámetros técnicos, no en tres genéricos». 

Otras como Cataluña criticaban este «café para todos» en las restricciones, en palabras de la portavoz de la Generalitat, Meritxell Budó. La consellera de Salut, Alba Vergés, también comentaba nada más acabar la reunión: «Se sigue sin actuar 9 días después de que se escenificara un acuerdo entre Madrid y el Gobierno central. Nos han puesto un documento sobre la mesa que ya desde el inicio era papel mojado». 


Comentarios