La Justicia aprueba el cierre de bares en Cataluña y marca el camino a otras regiones

Esto significa que quedan validadas las medidas de los cierres de establecimientos hosteleros, limitaciones en los comercios, lugares de culto o gimnasios, además de la prohibición de reuniones con más de seis personas

Una mano con guantes sujeta un frasco con la etiqueta Covid-19
Este viernes ha entrado en vigor el paquete de medidas adoptado por el gobierno catalán | EuropaPress / ONU

Las medidas adoptadas en Cataluña en referencia a la crisis del coronavirus han sido ratificadas íntegramente por la Sala contencioso-administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC).

El tribunal, para tomar esta decisión, se ha basado en que las medidas que ha adoptado del Govern de la Generalitat no atentan contra derechos fundamentales.

Lo que significa que quedan validadas las medidas de los cierres de establecimientos hosteleros, limitaciones en los comercios, lugares de culto o gimnasios. También ha quedado ratificada la prohibición de las reuniones con más de seis asistentes.

Este viernes ha entrado en vigor el paquete de medidas adoptado por el gobierno catalán, las cuales fueron aprobadas en la jornada de ayer por el Procicat.

Estos acontecimientos pueden dar fuerza a varias comunidades que se encuentran en una situación muy delicada y que podrían ser las siguientes en adoptar este tipo de medidas. Cabe recordar que la Comunidad de Madrid, Andalucía y el País Vasco son otros de los territorios afectados gravemente por el coronavirus y que ciudades importantes de otros territorios, como León, ya han sufrido confinamientos.

El Dogc publica las nuevas medidas

El Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya (Dogc) ha publicado este viernes las nuevas medidas adoptadas para la contención del coronavirus como el cierre de bares y restaurantes, y la limitación al 50% del aforo en comercios por un periodo inicial de 15 días ante el incremento de los indicadores de la pandemia.

Las medidas han entrado en vigor una vez se han publicado en el Dogc, que no ha recogido las restricciones que el Govern dejó en suspenso después de que las cuestionara el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC).

Para el TSJC, las aclaraciones requeridas sobre las restricciones que anunció el Ejecutivo catalán el miércoles no reparan «los defectos formales advertidos» y que no resolverá este jueves esas aclaraciones.

Las cuestiones suspendidas hasta nueva orden son la prohibición de reuniones de más de seis personas, la suspensión de la actividad presencial en las universidades y la limitación del aforo de las actividades de culto.

Las nuevas restricciones aprobadas permiten a bares y restaurantes solo servir comida para llevar o a domicilio, mientras que el consumo en el interior de los establecimientos quedará suspendido.

También se incluye la limitación del aforo en comercios al 30%, y se cerrarán todos los «servicios con contacto» excepto las peluquerías.

Los centros comerciales y las tiendas de más de 400 metros cuadrados deberán controlar el aforo en tiempo real, mientras que en todos los equipamientos culturales se limitará el aforo al 50%, deberán cerrar como máximo a las 23 horas, el público deberá tener un asiento preasignado y tendrá que haber un registro de los asistentes a la hora de entrar.

Se podrá acceder a las tiendas que venden productos no esenciales sin necesidad de pedir cita previa y las bibliotecas, y los muesos seguirán abiertos y sujetos a las medidas de sus respectivos planes sectoriales aprobados en el marco del Procicat.

Además, la actividad deportiva no profesional quedará suspendida estos 15 días y los gimnasios se limitarán a un 50% del aforo, los actos religiosos también al 50%, los parques y jardines públicos, y áreas de juego infantil cerrarán a las 20.00 horas, y se suspende la apertura al público de salones de juego, casinos y bingos.

Asimismo, el Govern recomienda que las empresas apliquen el teletrabajo y las universidades hagan sus clases de manera telemática para evitar al máximo los desplazamientos y la movilidad de la ciudadanía.


Comentarios

envía el comentario