Aragón: Tres poblaciones más, incluida Teruel, vuelven a fase 2

Mientras se ha levantado esta medida en otra

Varias personas en una terraza de la Plaza del Castillo de Pamplona.
Tres poblaciones aragonesas más pasan a fase 2 | España Diario

Teruel, Cella (también en la provincia de Teruel y muy cercana a la capital) y Épila (Zaragoza) son las tres nuevas localidades aragonesas que se incorporarán a la fase 2 desde mañana, dada la alta incidencia de casos de coronavirus detectados en estos municipios, en los que se produce transmisión comunitaria.

El director general de Salud Pública, Francisco Javier Falo, ha comparecido en rueda de prensa para explicar las nuevas medidas adoptadas por el Gobierno de Aragón, que además de decretar la vuelta a la fase dos de Teruel, Cella y Épila, mantiene en esta fase a La Almunia y Huesca, mientras que Ejea de los Caballeros vuelve a la nueva normalidad.

El elemento común en las tres localidades que cambian de fase se centra en que el incremento de la incidencia ha sido rápido, con un cambio de tendencia en los datos epidemiológicos "muy acusado", que tiene que ver no con brotes, sino con la transmisión comunitaria con origen en reuniones familiares o sociales.

En Teruel, se ha pasado de una incidencia de 156 casos por 100.000 habitantes a 501, en de Cella de 494 a 1.508, y en Épila de 285 a 492, debido probablemente a su proximidad con La Almunia, localidad donde la incidencia está en 740 casos por 100.000 habitantes. En Huesca hay una incidencia de 419 casos por 100.000 habitantes. El principal problema en todos estos municipios, ha explicado Falo, es la dispersión de casos.

Falo ha reconocido que es «obvio» que la mejor solución habría sido el confinamiento, pero es una herramienta que no ha sido autorizada por los jueces, en referencia a la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) de no autorizar el confinamiento perimetral de La Almunia que fue solicitado por el Gobierno de Aragón.

El confinamiento, ha dicho, es una medida que tiene como objetivo permitir que la transmisión no se extienda más allá de los límites de la población, y dio resultados en Ejea y en Andorra. «Pero los jueces no comparten nuestros posicionamientos», ha insistido Falo, quien ha apuntado que el Gobierno trabajará con las herramientas que tenga y que los servicios jurídicos del Ejecutivo ya trabajan en «alternativas», aunque teniendo en cuenta que no hay «varitas mágicas».

Zaragoza, de momento, continúa dos días más en la fase 2 flexibilizada, adoptada para prevenir los posibles efectos de las «no fiestas» del Pilar.

En total, y sin contar a los zaragozanos que podrían dejar la fase 2 atrás el día 15, hay en la actualidad 104.000 ciudadanos en fase 2 (53.000 en Huesca, 36.000 en Teruel, 8.000 en La Almunia, 4.400 en Épila y 2.600 en Cella).

Preguntado por las declaraciones del ministro de Sanidad, quien ha considerado que en Aragón han ido creciendo estos días los contagios probablemente por «las no fiestas del Pilar», Falo ha dicho que a los efectos de cualquier medida hay que darles «un poco de tiempo» y que quizá sea por tanto algo prematuro achacar el incremento de contagios a esta circunstancia.

Respecto al repunte en la curva de contagios, para el director general la última semana muestra una tendencia ascendente después de semanas con una situación estable en Aragón.

Pero ha advertido de que la tendencia se mantendrá en los próximos meses, con subidas o bajadas «más o menos suaves».

Por su parte, el director general de Asistencia Sanitaria, José María Abad, ha reconocido que la presión asistencial se mantiene elevada, con 455 personas ingresadas este martes, y una situación en las UCI que preocupa al Gobierno, aunque hay previstas medidas alternativas «si la situación empeora», como ampliar el número de camas UCI allá donde sea más factible. Hoy por hoy, aún hay «cierto margen de maniobra", ha indicado. 


Comentarios

envía el comentario