Calle vacía de Barcelona durante la pandemia de coronavirus por la noche

Tres comunidades se acercan al confinamiento al dispararse los casos

Extremadura dobla la media nacional de incidencia, seguida de Baleares y Madrid, con los casos desatados en las últimas horas

La situación epidemiológica en España empeora rápidamente. La relajación durante las fiestas navideñas se empieza a reflejar en las cifras diarias. Ayer se batió un nuevo récord absoluto y en varias comunidades la presión en los hospitales empieza a ser muy preocupante. La pandemia está especialmente desatada en tres territorios.

La media nacional de casos confirmados en España es de 435,62%. En Extremadura hay el doble de incidencia con 1021,53 casos. Le siguen Baleares, con 598,19 casos y Madrid con 595,16. La consecuencia directa de estos datos, según los expertos, es un serio riesgo de colapso en los hospitales y las UCI, y un repunte del número de fallecidos en las próximas semanas. Y la única solución parece ser el confinamiento total.

Hace ya varios días que los especialistas y los médicos advierten de que la única solución para cortar la tendencia es un confinamiento en casa, duro y corto. Según los datos epidemiológicos, esas tres comunidades con la incidencia desatada serían las primeras candidatas en sufrir un cierre total: Extremadura, Baleares y Madrid.

El Gobierno descarta por ahora la idea de un confinamiento domiciliario y pone el énfasis en la capacidad de las comunidades autónomas de tomar todo tipo de decisiones en el marco del estado de alarma. Sin embargo, la semana posterior a las fiesta ha empezado con uno de los peores balances diarios que se recuerda, con 61.422 nuevos casos y 401 fallecidos en 24 horas. Unas cifras que hacen temer lo peor porque, según los expertos, aún no estamos en el pico de la tercera ola y lo peor está por llegar.

El último toque de atención a las autoridades procede del Colegio de Médicos de la Región de Murcia, que solicita un confinamiento domiciliario de al menos dos semanas tras conocer los alarmantes datos en esa comunidad. Precisamente allí, el gobierno regional anunció ayer nuevas medidas que incluyen el cierre de casi todos los municipios y de los bares. 

«Aunque entendemos que el confinamiento domiciliario conlleva una privación de derechos no deseada por ningún ciudadano o institución, la grave realidad epidemiológica de Murcia y la situación límite de la Sanidad regional para hacer frente a esta ola de la pandemia requieren de la toma de decisiones efectivas que frenen la propagación del virus», aseguran.

15 regiones en riesgo extremo

Además de las tres regiones con más incidencia, preocupa la situación en otros territorios y hay al menos 15 comunidades en riesgo extremo. Una de ellas es Andalucía, que ayer registró 5.000 nuevos contagios, su cifra más alta desde que empezó el conteo. 

La gravedad de la situación se manifiesta más claramente si comparamos los datos de ayer con los del 24 de diciembre. En esos 18 días la tasa de incidencia ha pasado de 262 a 435, y se ha duplicado el porcentaje de positivos del 8% al 16%. El día 24 eran 6 las comunidades en riesgo extremo, ahora son 15: Galicia, Castilla y León, Cantabria, País Vasco, Navarra, La Rioja, Aragón, Cataluña, Comunidad Valenciana, Baleares, Murcia, Castilla La-Mancha y Extremadura. A ello habría que sumar, además, las dos ciudades autónomas, Ceuta y Melilla.

En cuanto a la positividad, las comunidades más afectadas son Castilla La-Mancha, que pasa de un 13% a un 30% en 18 días, y la Comunidad Valenciana, con unos parámetros parecidos. Andalucía ha pasado de un 9% a un 17%, y La Rioja de un 6% a un 19%.

La preocupación se centra ahora en cómo puede afectar la subida de los contagios a la presión hospitalaria. El porcentaje de camas ocupadas por enfermos Covid-19 en toda España ha aumentado hasta el 13%. La presión aumenta más en Castilla La-Mancha, Cataluña, Comunidad Valenciana, Madrid y La Rioja.

La presión en las UCI también crece, llegando a una media de ocupación del 26% en España. Por territorios, las comunidades más afectadas son Baleares, Cataluña, Comunidad Valenciana, Madrid y La Rioja.

Preocupación por la nueva variante 

Sanidad ya no esconde que la situación epidemiológica en España es preocupante. Fernando Simón valoró ayer que la tendencia es «claramente ascendente» y echó la culpa a la relajación durante las fiestas navideñas. Todos los esfuerzos se centran ahora en evitar un nuevo colapso, aunque las previsiones no son nada halagüeñas y la cosa podría acabar peor incluso que la primera ola en marzo del año pasado.

La suma de factores hace prever unas semanas muy complicadas. A las consecuencias de los contactos navideños, el cansancio de la población y la llegada del frío se suma la influencia que pueda tener la nueva variante de coronavirus más infecciosa. Todo ello se convierte en un cóctel explosivo que según los expertos exige medidas drásticas. Y hay algunas comunidades que son claras candidatas a los primeros confinamientos domiciliarios.