Sanitarios realizando una prueba pcr para el coronavirus a una mujer

El test de saliva creado en Madrid: no es invasivo y da resultados en 10 minutos

Este test permite el autodiagnóstico de la Covid-19

Un grupo de científicos del Hospital Carlos III de Madrid están a punto de conseguir la validación de un nuevo test de saliva, el Medusa-19.

Estos tres científicos, que cuentan con la ayuda de una entidad del Reino Unido, están a un solo paso de conseguir esta validación, según informa el ‘Asscat'. Los doctores Antonio Madejón, Pabló Castán y Anabel Gil-García (responsable técnica) son los que forman parte de este proyecto.

Según explica la plataforma, los expertos trabajaban, antes de que empezara la pandemia de la Covid-19, en «test moleculares aplicados al diagnóstico de la malaria, la tuberculosis o el virus de la hepatitis C».

A raíz de la pandemia, los investigadores han podido proponer una alternativa que es capaz de conocer los niveles de inmunoglobulina. 

«Cuando ocurrió la pandemia y comenzaron los ERTE y no nos quedó más remedio que reinventarnos.» explica el doctor Pablo Castán.

«Entonces planteamos una hipótesis: cuando un patógeno entra en el cuerpo ya comienzan a generarse anticuerpos, pero si lo buscas en la sangre o plasma tarda dos o tres semanas en aparecer» añade el experto.

«En cambio, en un test de saliva el punto de contacto es el tracto nasofaríngeo. Es decir, estamos buscando en el sitio donde primero va a aparecer la infección» sigue contando. 

Según informa el medio COPE, en el mes de octubre empezó la aplicación del test a 258 alumnos y profesores de Medicina de la Universidad Autónoma.

Este test permite detectar, en minutos, si existen anticuerpos en la saliva de las personas analizadas, «y se cotejarán los resultados con otras pruebas diagnóstica como la PCR, los test de anticuerpos en sangre y los de antígenos» según explica Pablo Castán. 

Cómo funciona el test

Las personas que se sometan al test deben proporcionar una muestra de saliva en un tubo de extracción. Según el portal ‘Isanidad’, esta muestra se mezcla con una solución que se encarga de aislar y solubilizar «la estructura proteica presente en la saliva». 

Después, esta mezcla es aplicada a un «dispositivo de flujo lateral que desplaza la muestra de saliva a lo largo del dispositivo». Finalmente, la prueba detecta los anticuerpos para saber si la persona en cuestión ha pasado la enfermedad, es inmune o está en fase de infección. 

Las ventajas del test rápido

Según explica ABC Madrid, las dos grandes ventajas de este sistema son su rapidez (ya que, en tan solo 10 minutos da resultados) y que no es invasivo. 

«Científicamente está empezando a demostrarse que el futuro apuesta por hacer el análisis en saliva tanto para la detección de anticuerpos como para la PCR» explica Anabel Gil-García, responsable técnica de la investigación. 

Además, al utilizar saliva, también se pone al alcance de toda la población el test, sin la necesidad de «dar un pinchazo para extraer sangre». Por lo que esta prueba se puede auto realizar, algo que, según los investigadores, «le otorga muchísimo valor y posibilidad de permeabilizar en la población». 

De momento se desconoce el precio por unidad, pese a que los investigadores explican que se trataría de un precio muy económico. 

Los diferentes test para detectar Covid-19

Además del que os acabamos de explicar, existen otros métodos para detectar el SARS-CoV-2 y otros virus. 

  • Test serológicos: Estos test se realizan a través de una muestra de sangre y son capaces de detectar anticuerpos, tanto el IgM como el IgG. El resultado se muestra entre 10 y 15 minutos, aunque no funciona en asintomáticos. 
  • Test de antígenos: Para este test se toma una muestra de la nariz o de la saliva y se añade un reactivo que sea capaz de extraer los antígenos del virus. Después, se coloca en el dispositivo indicado y tarda «menos de 30 minutos a que aparezcan las bandas reactivas correspondientes», según explica el 'Diario Sanitario'. 
  • PCR: Uno de los métodos que más está dando que hablar. Para realizar este análisis se toma una muestra del exudado nasofaríngeo con una especie de bastoncillo. Este test puede descubrir si el virus se encuentra activo en el momento en el que se realiza.