primer plano de las manos de una sanitaria manipulando una prueba pcr para el coronavirus

A punto de salir en España el test que podría hacernos volver antes a la normalidad

Se trata de un enjuague bucal que tras un minuto es depositado en un tubo de ensayo para que una máquina haga un diagnóstico al instante

Uno de los sectores que se ha visto impulsado por la pandemia del coronavirus es el de las pruebas diagnósticas y test rápidos. Las primeras en llegar fueron las PCR, pero detrás vinieron los test de antígenos y las pruebas de saliva, cuya novedad es la rapidez que permite detectar el coronavirus en muchas más personas en menos tiempo. 

Y esto es fundamental para recuperar cierta normalidad en tiempos del coronavirus, porque la detección casi instantánea del virus permitiría permitir un mayor control en los grandes eventos como el cine y el teatro, conciertos, y partidos de fútbol.

Según los expertos, las pruebas PCR siguen siendo las más fiables. Sin embargo, las pruebas rápidas pueden ser más útiles en determinados contextos, y además son más sencillas de realizar y más cómodas. Algunas se pueden realizar incluso en casa, abriendo la puerta al autodiagnóstico que permite extender el diagnóstico de forma masiva.

emoji regaloGRAN SORTEO ESPAÑA DIARIO: ¡Gana un vale de 100€ para gastar en Zara y todas las tiendas Inditex (Stradivarius, Pull&Bear, Bershka,...)! ¿A qué esperas? ¡Participa ya al sorteo, es gratis! PINCHA AQUÍ y apúntate. ¡Es muy fácil!

Las pruebas rápidas son poco invasivas, ofrecen acceso universal y permiten disponer de resultados rápidamente a precios más económicos. En una pandemia donde la clave de la transmisión a través de los asintomáticos, los test rápidos se han convertido en la herramienta fundamental para cortar la propagación del virus y volver a la normalidad.

Una de las pruebas llamadas a cambiarlo todo es el enjuague bucal ideado por la plataforma tecnológica eSalud Plus para detectar el coronavirus. Esta empresa especializada en toma de muestras a domicilio, en el ámbito de la salud, ha ideado un dispositivo que permitirá detectar el coronavirus en apenas un minuto.

La técnica consiste en introducir una solución salina en la boca de la persona que, tras un enjuague de aproximadamente un minuto, debe expulsarla en un tubo de ensayo. De ahí pasa a un prisma ubicado en un espectrómetro, una máquina que analiza el resultado en un segundo con altos índices de fiabilidad.

El enjuague permite conocer al instante la presencia o no del coronavirus en la persona y por lo tanto saber si está contagiada o no. El invento sería muy útil para ser utilizado a la entrada de recintos y eventos a los que acuden miles de personas, como cine, teatros, conciertos o reuniones de trabajo.

Cómo funciona

El invento está basado en una tecnología que la compañía israelí eSalud Plus desarrolla en España de la mano de Lambra, compañía líder en el sector de la lucha contra la pandemia que, sin ir más lejos, provee al Ejército, a hospitales y laboratorios. 

En cuanto al precio, será más asequible que una PCR. La socia directora de eSalud Plus, Sonia Juárez, desvela que cada enjuague costará unos tres euros. En estos momentos está siendo analizado por la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios, paso previo para que pueda ser comercializado.

Está previsto que la empresa comercialice también un espectrómetro más pequeño al precio de 300 euros, con capacidad para analizar muestras de una en una o de dos en dos. La máquina está conectada a ordenadores que cuentan con programas de inteligencia artificial para comparar y optimizar los resultados. España sería el primer país de Europa en aplicar esta tecnología, cuya llegada se espera a principios de 2021. 

Pruebas PCR de saliva

En paralelo, eSalud Plus ha ideado pruebas PCR de saliva menos invasivas que se podrán hacer a domicilio, en un tiempo de 24 horas, y a la mitad de precio que ahora. Juárez, experta en tecnología sanitaria, explica que la nueva PCR de saliva permite garantizar la fiabilidad gracias a algoritmos basados en técnicas de inteligencia artificial.

El usuario deberá disponer de un kit PCR de saliva e identificarse en una aplicación con el DNI y una fotografía. El dispositivo le grabará mientras se enjuaga con la solución salina, que después deberá guardar en un tubo identificado con un código. La empresa recogerá la muestra en la farmacia o a domicilio, para ser entregada al laboratorio. El cliente recibirá el resultado a través de su correo electrónico en 24 horas.