Ambulancia en la puerta de urgencias

La tercera ola del Covid en España ya tiene consecuencias en los hospitales

Algunas comunidades han reprogramado operaciones quirúrjicas y habilitan nuevas zonas en las UCIs

La semana ha empezado en España con datos que invitan a ser cuanto menos optimistas por lo que al Covid se refiere, la curva de coronavirus deja 2.176.089 infectados y 52.878 muertos a día de hoy en nuestro país. El escenario que se planteaba antes de Navidad es ahora una realidad, y a pesar de las indicaciones de especialistas sanitarios parece que desde el equipo de gobierno no se plantea un nuevo confinamiento domiciliario.

La situación más crítica la presenta la Comunidad Valenciana que acumula una incidencia a 14 días de 609 casos por cada 100.000 habitantes, además de un 45% de las camas ocupadas en las UCIs. El efecto dominó que ha provocado esta situación es la orden de suspensión para operaciones y pruebas diagnósticas que no tuvieran una urgencia inmediata. Una medida que pretende distribuir personal de manera eficiente ante la creciente llegada de casos por coronavirus.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Este mismo suceso ocurre en los hospitales de Cataluña y Galicia, que acusan una saturación y han comenzado a reestructurar las actividades que no sean urgentes. «Las previsiones son muy malas y la inclinación de la curva epidémica está siendo casi vertical» advierte Javier García Fernández, presidente de la Sociedad Española de Anestesiología.

«Como sigamos así, en 15 días, los hospitales empezarán a colapsar»

Tras la época navideña, el número de ingresados por Covid ha crecido en un 69%, y la ocupación en las UCIs se sitúa de media en un 44 por ciento. Con este caldo de cultivo los centros sanitarios hacen acopio de personal y recursos para afrontar una llegada infinita de enfermos. 

El caso de Extremadura resulta preocupante con un promedio de más de 1 caso por cada 100 habitantes, y en palabras de un portavoz de la demarcación territorial, comienza a plantearse la opción de suspender determinadas actividades hospitalarias. En la comunidad valenciana no solo se ha reducido la actividad en algunas áreas, sino que se han habilitado más camas para proporcionar hasta 280 plazas en el hospital.

En Cataluña por el momento la situación se declara bajo control, aunque el miedo de una saturación es inminente. Existe una situación de tensión «pero por ahora no hemos desprogramado e intentaremos aguantar al máximo. Si se mantiene el ritmo, tendremos que desprogramar en pocos días o la semana próxima» apunta un portavoz del Clínic de Barcelona para 'El País'.

La situación en otras comunidades

En Galicia la situación se sitúa por el momento bajo control y las desprogramaciones llevadas a cabo son puntuales, además no se sitúa una gran presión hospitalaria en palabras del presidente del territorio, Alberto Núñez Feijóo. En Euskadi la situación continúa en el escenario 3 del Plan de Contigencia de las UCI. Según la Osakidetza el escenario actual implica la priorización de recursos personales y materiales con la realización de «cirugía programada, pero como es lógico, se realiza menos».

Para Andalucía la situación de personal también es de grave preocupación, sobre todo el Clínico de Málaga que ya contempla el estreno de nuevas camas en la UCI y un área específica para los enfermos con coronavirus. En la comunidad que no se reportan noticias por el momento es Madrid, de hecho la falta de intervenciones quirúrgicas se achaca en mayor medida a la falta de sangre por el temporal 'Filomena' que a una situación de ocupación por la pandemia.

Con todo ello, la situación que se plantea en el aspecto sanitario de toda España es cuanto menos preocupante. Con demarcaciones territoriales que comienzan a advertir que la situación será incluso más caótica que la de la pasada ola y el peso de la pandemia que volverá a recaer, una vez más, en los profesionales de la salud.