Oriol Mitjà, virólogo catalán que ha realizado un estudio sobre la hidroxicloroquina en 2020

La solución de un experto para reabrir teatros y hacer comidas de Navidad

El epidemiólogo defiende que se puede evitar un tercer rebrote

Con la Navidad a la vuelta de la esquina y el miedo por no poder celebrarla en familia como quisiéramos, el epidemiólogo Oriol Mitjà defiende que la utilización masiva de tests antígenos como forma preventiva permitiría que los ciudadanos participaran de manera segura en actividades de riesgo como la restauración, el ocio y las comidas navideñas con el círculo amplio de la familia.

En una entrevista a 'Catalunya Ràdio', Mitjà aseguraba que los tests antígenos son «fiables», que tienen un coste mucho más bajo, en torno a los 20 euros (una PCR cuesta entre 60 y 120 euros) y que su utilización masiva podría evitar un tercer rebrote y un nuevo confinamiento a raíz de la pandemia.

En este sentido, ha pedido al Gobierno que deje que el ámbito privado contribuya con los tests antígenos a frenar la expansión del virus. De hecho, Mitjà considera que «uno de los defectos más grandes» de la estrategia anti-Covid es que la administración piense que puede solucionar sola la crisis sanitaria.

Mitjà defiende el uso de los tests antígenos

Así pues, según el experto, los test antígenos han demostrado que tienen «mucha capacidad» para identificar personas contagiosas y apuesta firmemente por utilizarlos en lugares en los que hay alto riesgo de transmisión. De hecho, según ha apuntado, los antígenos solamente detectan el virus cuando una persona es contagiosa y, en cambio, la prueba PCR da positivo cuando todavía hay restos del virus, pero no suficientes para contagiar.

El experto destacaba que se trata de una herramienta nueva, que tiene el beneficio de que, por ejemplo, no hay que volver a cerrar bares y restaurantes si se hacen test antígenos a todo el que entre en dichos establecimientos, teniendo así la seguridad que no pueden contagiar al resto de clientela.

También es una buena herramienta preventiva para crear un «muro» en las residencias de ancianos y evitar que el virus entre en los centros geriátricos. En este caso, Mitjà cree que se deberían hacer antígenos a todo el personal que trabaja en las residencias y a todo el mundo que entre como visitante en las residencias, dado el elevado riesgo que representa la Covid para el colectivo de personas de edad avanzada.

«Si volvemos a septiembre, obviamente la Covid volverá a subir»

Preguntado por si se puede evitar un confinamiento domiciliario o una tercera ola de coronavirus, el epidemiólogo ha respondido que dependerá del plan a medio plazo de la administración y del dinero que se gasten en medidas preventivas. «Dependerá de las medidas si hay una tercera ola. Si volvemos a septiembre, obviamente la Covid volverá a subir», ha alertado Mitjà. Sin embargo, según el experto, en la situación actual se ha pasado ya el pico de la segunda ola.

Pero Mitjà lamenta «la animadversión» de personas de la administración en utilizar test antígenos y añade que aún entiende menos que lo justifiquen con razones no científicas. Finalmente, preguntado por si se podrán comprar estos test antígenos en las farmacias en Cataluña, respondía que el obstáculo es el Departamento de Salud, señalando que, por ejemplo, si se pueden comprar en farmacias francesas.