Un médico con mascarilla y traje de protección

Los 10 síntomas que te pueden preocupar pero indican que no tienes coronavirus

Existen ciertos síntomas que te pueden llegar a confundir pero son mucho más comunes de la gripe

El riesgo de contraer el coronavirus es inevitable. Está en las calles, en el transporte público y hasta en las casas. Por eso mismo, debemos ser más precavidos que nunca y hacer de la mascarilla nuestro principal aliado. Aun así, el riesgo de la Covid-19 estará siempre presente y, para combatirlo, debemos cosechar el máximo de información posible.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

De hecho, hemos leído miles de veces noticias que nos indicaban cuáles eran los nuevos síntomas de coronavirus que habían irrumpido y que nos debían preocupar. Aun así, por el contrario, pocas veces hemos leído noticias en las que se hable de síntomas que no son de coronavirus. Los virus y las bacterias no han desaparecido y, pese a que el coronavirus lo acapare todo, lo cierto es que existen una gran cantidad de síntomas que podemos tener, pero que no nos deben preocupar en una época de máxima exaltación médica. 

Los síntomas que no son de coronavirus

Es este estadio debemos tener una cosa muy clara: los síntomas más habituales del coronavirus son la fiebre o la tos seca. A partir de aquí, también hay otros síntomas (aún que menos habituales) que pueden relacionarse con la Covid-19: dolor de cuello, diarrea, conjutivitis, dolor de cabeza, pérdida del gusto o el olfato, erupciones en la piel, los pies o en la lengua, falta de aire, presión en el pecho o pérdida del habla. 

Pese a ello, ahora un estudio de la prestigiosa The New England Journal of Medicine aclara qué síntomas no son habituales en la Covid-19 y que pueden irrumpir en nuestro cuerpo sobretodo en época de gripes. Según el estudio, los síntomas que no se relacionan con el coronavirus son: 

  • Boca seca
  • Nariz congestionada y mocos
  • Febrícula
  • Incapacidad para respirar hondo
  • Estornudos
  • Náuseas
  • Desorientación
  • Fatiga, cansancio o debilidad (es un síntoma más habitual de la gripe)
  • Dolor muscular (también es mucho más común con la gripe)
  • Dolor de cabeza estable (si solo sufres dolor de cabeza sin ningún otro síntoma se puede tratar de una migraña o dolor tensional)

Dichos síntomas, pues, son habitualmente de la gripe. Pese a ello, debemos mantener siempre la guardia alta y ser conscientes que el coronavirus puede incluso llegar a confundirnos a nosotros mismos. Y recuerda, los médicos y sanitarios españoles siguen avisando: el mejor remedio posible contra el coronavirus es el aislamiento social.