ÚLTIMA HORA

Pedro Sánchez abandona rueda de prensa por amenza militar
Imagen de una trombosis en una vena

Los síntomas de la profesora fallecida tras recibir la vacuna y qué hacer si los notas

La trombosis se manifiesta con un dolor repentino y muy intenso a un lado de la cabeza y no desaparece con los calmantes

Hemorragia cerebral. Esto es todo lo que se sabe hasta ahora de las causas de la muerte de una profesora de 43 años en España tras recibir la vacuna de AstraZeneca. Sanidad investiga ahora si puede tener relación con el lote sospechoso de causar trombos, que ha obligado a paralizar la administración de estas dosis de la vacuna.

La mujer trabajaba en un instituto de la Costa del Sol, en Marbella, y recibió la vacuna el 3 de marzo. Tras sentir molestias fue a urgencias, pero la mandaron a casa al entender que se trataba de síntomas habituales. Días después volvió porque seguía encontrándose mal. Le encontraron una hemorragia cerebral, y no pudieron hacer nada para salvar su vida.

Ahora, las autoridades sanitarias tratan de establecer si la hemorragia fue desencadenada por la vacuna, o si no hay relación directa. Pero, ¿cuáles son los síntomas que sintió esta profesora y cómo pueden ayudarte a detectar un problema de salud grave?

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Primero hay que aclarar que la mujer tenía 43 años y no presentaba enfermedades previas. Además, al fallecer se le hizo la prueba del coronavirus por protocolo y dio negativo. Según han informado, la mujer sintió fuertes dolores de cabeza y un gran malestar. Empezó a sentirse mal, y decidió ir a Urgencias, pero los médicos entendieron que se trataba de los síntomas habituales de la vacuna.

Síntomas comunes

Los ensayos clínicos y la administración de la vacuna de AstraZeneca en 17 millones de personas han permitido establecer un listado de efectos secundarios comunes. Se trata de síntomas que puedes sentir entre 3 y 14 días después de ponerte la vacuna, y que forman parte de la esperada reacción del cuerpo al recibir el adenovirus. Por lo tanto, si sientes estos síntomas, no hace falta que vayas al médico. Basta con mantener reposo.

  • Molestias en el lugar del pinchazo
  • Malestar general y cansancio
  • Sensación de fiebre
  • Dolor de cabeza
  • Náuseas
  • Dolor muscular

Hay además otro tipo de síntomas que, aunque son menos comunes, tampoco necesitan atención médica. Son la somnolencia, inflamación de ganglios linfáticos, disminución de apetito, picor cutáneo y sudoración excesiva. 

Síntomas graves

Pero existen otros síntomas graves que sí tienen que encender las alarmas. Si sientes un dolor de cabeza muy intenso que no se va con analgésicos, que empeora al tumbarse y que puede ir acompañado de vómitos, es recomendable ir a urgencias. Además, se establece como síntomas graves de la vacuna de AstraZeneca los de esta lista.

  • Mareo
  • Cambios en el ritmo cardiaco
  • Dificultades para respirar y silbidos
  • Hinchazón en la cara, garganta o labios
  • Erupción o urticaria
  • Náuseas o vómitos
  • Dolor de estómago

Dos tipos de trastornos

Varios países, entre ellos España, han suspendido la administración de la vacuna de AstraZeneca tras varios casos de trombosis graves. En concreto, se han manifestado dos trastornos: la trombosis venosa profunda y la trombosis venosa cerebral. ¿En qué consisten estos dos problemas graves de salud?

La trombosis venosa profunda consiste en la formación de coágulos de sangre en las venas de las extremidades. Puede derivar en una embolia pulmonar por el desprendimiento de una parte del coágulo que bloquea la arteria de los pulmones. Este tipo de trombosis dificulta el traslado de oxígeno a la sangre.

La trombosis venosa cerebral se produce cuando un coágulo de sangre obstruye las venas que se encuentran dentro del cráneo. Esto puede desencadenar una especie de ictus. Tras la administración de la vacuna se han detectado casos de un tipo raro de ictus, en los que se observa un descenso del número de plaquetas.

Cómo detectar un trombo y qué hacer

El dolor de cabeza intenso es una señal de que puedes estar sufriendo una trombosis, pero es un dolor muy particular. Suele tener un inicio repentino y localizarse sólo a un lado de la cabeza. El dolor se vuelve más agudo cuando la persona está recostada o haciendo algún tipo de ejercicio. Los calmantes no hacen efecto, y empeora cada vez más.

La gran mayoría de las personas que lo sufren padecen además problemas adyacentes como problemas para enfocar la vista, pérdida de fuerza o sensibilidad, alteración de la marcha o alteración del lenguaje o el habla, episodios confusionales y pérdida de visión. También vómitos, crisis epilépticas o rigidez cervical.

Estos síntomas te ayudan a diferenciar un dolor de cabeza convencional de un problema más grave. Si los notas, mantén la calma. Es una emergencia neurológica que cuanto antes se trate mejor, pero a diferencia del ictus común, en este caso la patología no se desarrolla de forma tan fulminante. 

En todo caso, tienes que ir al médico. Se suele tratar con fármacos antitrombóticos. En casos más graves se tiene que operar. En España, un 80% de los pacientes se recupera completamente, mientras que un 5% padece secuelas graves. El pronóstico es mucho más favorable que el resto de enfermedades cerebrovasculares.