Una madre sujeta la mano de su hijo en un hospital

Los síntomas de la extraña enfermedad que provoca el coronavirus en los niños

Alberto García-Salido, pediatra de la UCI del Hospital Niño Jesús en Madrid: «Eran chavales de 8 a 14 años que llegaban con un fuerte dolor abdominal y fiebre de varios días»

Alrededor de un año después del inicio de la pandemia de la covid-19 en España, a día de hoy todavía siguen surgiendo muchas dudas. Es una realidad y según datos oficiales, en torno al 76% de los pacientes que han superado la enfermedad, registran secuelas de distintos tipos, y es que este nuevo panorama no solo ocurre en los pacientes mayores, sino que, en plena ola del coronavirus, pediatras de toda España comenzaron a detectar algunos casos de un síndrome relativamente extraño.

Si bien es cierto que este tipo de virus afecta en mayor medida a las personas mayores o con enfermedades previas, aunque en estos días, la realidad es bien distinta, ya que se han dado casos en niños que entre cuatro y seis semanas después de haberse infectado, y ya habían superado la enfermedad, originaban síntomas como fiebre continuada, inflamación generalizada y otros diferentes que ponían su vida en serio peligro.

«Eran chavales de 8 a 14 años que llegaban con un fuerte dolor abdominal y fiebre de varios días», recuerda Alberto García-Salido, pediatra de la UCI del Hospital Niño Jesús en Madrid. «No tenían síntomas respiratorios como los adultos. Lo primero que pensamos fue en apendicitis; después, que se trataba de un síndrome inflamatorio por una infección bacteriana», explica.

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Al acudir a los distintos hospitales, los síntomas que reflejaban coincidían con la rojez en los ojos, debilidad, fiebre continuada, náuseas, vómitos y tensión baja. Y es que, por si fuera poco, algunos de estos niños empeoraban en el trascurso de los días hasta que finalmente terminaban ingresando en la UCI.

Hablamos de unos síntomas que podían atacar a los principales órganos, aunque la mayoría presentaba complicaciones en el corazón. Los expertos pensaron en un primer momento que esto se podía deber a la enfermedad de Kawasaki, una dolencia de niños de causas y agentes desconocidos que desencadenan en la inflamación de los vasos sanguíneos. Tiempo después y tras continuos análisis, se supo que realmente se trata de una nueva afección o síndrome relacionado con el SARS-CoV-2.

Una evidencia científica de la que ya hablaba la OMS

La propia Organización Mundial de la Salud ya lo avisó el pasado mayo ante el aumento de casos en los países de Reino Unido, EE UU, Francia o Italia, que se trataba de un Síndrome Multisistémico Inflamatorio Pediátrico, explicando que «Estamos ante una afección muy, muy poco frecuente», tal y como advierte Alfredo Tagarro, pediatra del Hospital Infanta Sofía de Madrid y coordinador del registro pediátrico nacional sobre este nuevo síndrome en España.

Desde entonces no hay nada claro y se continúan estudiando las causas y los factores que provocan que estos niños puedan enfermar un mes después hasta el límite de ver peligrar su vida.

Este tipo de síndrome, el MIS-C es la complicación pediátrica relacionada con la covid-19 más grave y la principal causa de ingreso en UCI en niños hasta el momento en la pandemia del coronavirus. Las cifras constatan que de los 90 casos específicos de esta afección ha habido dos fallecimientos, los dos con enfermedades previas.

El coronavirus afecta de manera más grave a la población de edad adulta, sobre todo a los mayores de 80 años y con enfermedades previas, pero con estas nuevas pistas, se sabe que los niños se infectan con de enfermedad de la misma manera, aunque sí que sufren una menor sintomatología.

Por último y en esta misma línea, los niños y personas jóvenes, la respuesta al virus es innata y se caracteriza por ser mucho más activa que en el caso de los adultos, una situación que puede explicar por qué estos primeros superan la infección momentos antes de llegar a las temidas complicaciones que este pueda ocasionar.