La respuesta inflamatoria difiere de la enfermedad de Kawasaki y del Covid-19 agudo severo

Señalan síntomas de una nueva enfermedad en niños que tienen el coronavirus

Una investigación europea revela los efectos cardiovasculares que provoca el Covid-19 en adolescentes y niños. 55 centros europeos y 286 menores han participados en este estudio que ha coordinado el Hospital Universitario sevillano Virgen del Rocío.

La información aportada por esta investigación ha servido para describir cuáles son las manifestaciones cardiovasculares más típicas en el síndrome inflamatorio multisistémico, asociado con la infección por Covid-19, en lo que es una nueva enfermedad que se ha descrito tras el contagio en pacientes pediátricos.

El estudio revela también que es necesario que los niños con síndrome inflamatorio multisistémico pediátrico tengan un seguimiento específico para descartar manifestaciones cardiovasculares como el shock, arritmias cardíacas, derrame pericárdico y dilatación de las arterias coronarias. Estas cuatro han sido las afecciones cardiovasculares más comunes en los niños y adolescentes aquejados por esta patología.

La buena noticia, dentro de toda esta investigación, es que la mortalidad en niños con el síndrome es poco común a pesar de que exista elevación significativa de los marcadores bioquímicos de inflamación o afectación multisistémica.

¿Cuándo surgió?

El origen de esta investigación se traslada al momento en el que la Sociedad Europea de Cardiología Pedriátrica, Association for European Paediatric Cardiology, AEPC, vio la necesidad de reunir información sobre este nuevo síndrome que se estaba dando en menores afectados por Covid-19

Los datos aportados por numerosos médicos pediátricos relacionaban los efectos del Covid-19 en edad pediátrica con la enfermedad de Kawasaki. Ésta es una afección que causa inflamación, hinchazón y enrojecimiento en los vasos sanguíneos de todo el cuerpo. Es conocido que la enfermedad de Kawasaki daña la arteria coronaria de tal manera que a medida que el niño crece la arteria no lo hace, lo que supone una reducción de la cantidad de sangre que puede llegar al corazón, aunque la inmunoterapia ayuda a aliviar estos problemas.

El primer signo es fiebre persistente y ocurre en tres etapas. Esta enfermedad afecta con mayor frecuencia a niños menores de 5 años, puesto que compartían síntomas como disfunción cardíaca, dilatación coronaria y el shock circulatorio.

Este estudio multicéntrico ha tenido como misión optimizar el tratamiento médico y servir de guía a los médicos que se enfrentaban a una nueva enfermedad. La investigación ha sido publicada en la revista especializada en Cardiología, ‘Circulation’, donde el jefe de Cardiología Pediátrica del hospital sevillano e investigador del grupo de Fisiopatología Cardiovascular del IBIS, Israel Valverde, aparece como primer autor.

En la investigación también ha participado la unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos del Hospital Virgen del Rocío, representada por su responsable, Elia Sánchez-Valderrábanos.

En total, más de 100 investigadores de 17 países europeos y 48 ciudades han colaborado en las conclusiones finales de este estudio.

Otros estudios anteriores


En abril, investigadores de varios países europeos con un alto número de casos de Covid-19  ya reconocieron un nuevo síndrome inflamatorio en niños que era similar a la enfermedad de Kawasaki.

En verano, un estudio del Imperial College de Londres, Reino Unido, en niños con estos síntomas inflamatorios severos mostró que lo que realmente padecía no era la enfermedad de Kawasaki, sino esta nueva patología que fue estudiada en 58 niños ingresados en ocho hospitales de Inglaterra. 

La mayoría de los niños que participaron en el estudio tenían anticuerpos para el nuevo coronavirus. Esto sugiere que el conocido como Síndrome Multisitémico Inflamatorio Pediátrico Temporalmente Asociado con el SARS-CoV-2, PIMS-TS, ocurre después de la infección como resultado de una reacción exagerada del sistema inmunológico

Los investigadores están de acuerdo en que entender más sobre la PIMS-TS podría ayudar a una comprensión más general de la Covid-19 y sus efectos.


 


Comentarios