Coronavirus discover

Los síntomas más frecuentes del coronavirus en la segunda ola (y cómo han cambiado)

La OMS y el ministerio de Sanidad han actualizado la lista de síntomas frecuentes y secundarios del Covid-19

España y los países europeos siguen luchando contra la segunda ola de contagios mientras en todo el mundo las cifras de contagios y fallecidos se acumulan día tras día. En pleno combate contra la pandemia, los médicos tienen claro que no todo se reduce al freno inmediato de las cifras, sino a los síntomas que pueden provocar graves secuelas.

Durante estos meses, además, el virus ha mutado para volverse menos letal con el fin de poder contagiar a más gente. Junto con ese cambio principal también han cambiado los síntomas: los de la segunda ola no son como los de la primera, y los médicos lo están notando. 

Desde el principio de la pandemia, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha señalado como síntomas habituales de la Covid-19 la tos seca, la fiebre y el cansancio. El ministerio de Sanidad añade como síntoma habitual la dificultad para respirar. Además, la pérdida de olfato y gusto se han convertido también en un síntoma común.

Tanto que, según los datos, hay más posibilidades de sufrir pérdida de olfato y gusto que tos seca. La relación entre la anosmia (pérdida de olfato) y disgeusia (pérdida de gusto) con el nuevo coronavirus sigue siendo objeto de investigaciones, que tratan de esclarecer cómo se produce y cuándo tarda en desaparecer. 

Los síntomas más frecuentes

El ministerio de Salud realizó un informe técnico en el que describe los síntomas más frecuentes del nuevo coronavirus. Según los datos actualizados el 12 de noviembre, estos son los síntomas más frecuentes y sus porcentajes.

  • Fiebre (87,9%)
  • Tos seca (67,7%)
  • Astenia (38,1%)
  • Expectoración (33,4%)
  • Disnea (18,6%)
  • Dolor de garganta (13,9%)
  • Cefalea (13,6%)
  • Dolor muscular y articular (14,8%)
  • Escalofríos (11,4%)
  • Náuseas o vómitos (5%)
  • Congestión nasal (4,8%)
  • Diarrea (3,7%)
  • Hemoptisis (0,9%)
  • Congestión conjuntival (0,8%)

Síntomas menos frecuentes

Los médicos han recogido una serie de síntomas que se presentan en algunos pacientes pero con poca frecuencia. Según la OMS, se trata de síntoma leves que comienzan gradualmente y se manifiestan, en mucho casos, de forma muy superficial.

  • Dolores y molestias
  • Congestión nasal
  • Dolor de cabeza
  • Conjuntivitis
  • Dolor de garganta
  • Diarrea
  • Pérdida de gusto y olfato
  • Erupciones cutáneas 
  • Cambio de color en los dedos de manos y pies

Diferenciar Covid-19 y resfriado

El Instituto de Salud Carlos III, que depende del ministerio de Sanidad, acepta como síntomas comunes la tos, la fiebre, la fatiga y la pérdida de olfato, y como síntomas secundarios la diarrea, el dolor de cabeza, el dolor muscular y la falta de aire. Sin embargo, no considera como síntomas del Covid-19 los estornudos, y los mocos como poco frecuentes.

Estos síntomas se encuentran en la frontera entre un resfriado y un Covid-19. Si diferenciar la gripe de la Covid-19 resulta un poco más sencilla, ya que la gripe aparece de forma abrupta con fiebre muy alta, en cambio hay más problemas para distinguir la infección del SARS-CoV-2 con la del resfriado común.

Por norma general, cuando hay congestión nasal, mocos y estornudos se describe un cuadro de resfriado común. En cambio, cuando aparecen fiebre, tos y cansancio sin mocos, se describe un cuadro de coronavirus. En caso de duda, solo el test permite un diagnóstico fiable.

Síntomas que han desaparecido

Durante la primera ola se describieron una serie de lesiones en la piel más o menos frecuentes en los pacientes de Covid-19. Sin embargo, en esta segunda ola, los dermatólogos no han observado estos síntomas. Han desaparecido. Se trata de cinco grupos principales.

  • Maculopapulares: Manchas rojas en la piel y pequeñas protuberancias sólidas sin pus.
  • Vesciulosas: Formación de vesículas en la piel.
  • Urticariformes: Lesiones producidas por ronchas rojizas acompañadas de picor.
  • Pseudoperniosas: Eritemas con hinchazón y enrojecimiento acompañado de ardor.
  • Livedo-reticularis-necrosis: Coloración rojiza y azulada, sobre todo en las piernas, con inflamación de los vasos sanguíneos.

Otros síntomas del coronavirus

Inicialmente se describió el nuevo coronavirus como una enfermedad respiratoria. Sin embargo, se ha descubierto que la Covid-19 es una infección sistémica que afecta también otros órganos. Sanidad describe una serie de síntomas que afectan a varios órganos o sistemas.

Síntomas neurológicos

  • Mareo (17%)
  • Alteración del nivel de conciencia (7%)
  • Accidente cardiovascular (2,8%)
  • Ataxia (0,5%)
  • Epilepsia (0,5%)
  • Neuralgia (2,3%)
  • Síndrome de Guillain-Barré: en algunos casos2. Síntomas cardiovasculares

Síntomas cardiovasculares

  • Fallo cardiaco
  • Daño miocárdico agudo

Síntomas oftalmológicos

Síntomas otorrinolaringológicos

  • Dolor facial
  • Obstruccion nasal
  • Hiposmia-anosmia: alteración o pérdida de olfato
  • Hipogeusia-disgeusia: alteración o pérdida del gusto

Síntomas hematológicos

  • Infarto cerebral
  • Isquemia cardíaca
  • Muerte súbita
  • Embolismos o trombosis venosa profunda

Covid persistente

Una de las grandes batallas contra el coronavirus se centra ahora en evitar las secuelas a largo plazo. Según una encuesta de la Sociedad de Médicos Generales de Familia (SEMG) y los colectivos de afectados «Long Covid Acts», los pacientes más afectados por la Covid persistente son mujeres de 43 años de media que padecen síntomas hasta 185 días después.

La investigación revela hasta 200 síntomas que algunos pacientes siguen teniendo después de haber superado la enfermedad. Estos suelen ir desde el cansancio hasta problemas cardíacos, neurológicos, psicológicos y pulmonares. Los síntomas más frecuentes de la Covid persistente son los siguientes.

  • Cansancio o astenia
  • Malestar general
  • Dolor de cabeza
  • Bajo estado de ánimo
  • Dolor muscular
  • Falta de aire
  • Dolor articular
  • Falta de concentración o déficit de atención
  • Dolor de espalda
  • Presión en el pecho
  • Ansiedad
  • Febrícula
  • Tos
  • Fallos de memoria
  • Dolor en el cuello o las cervicales
  • Diarrea
  • Dolor torácico
  • Palpitaciones
  • Mareos
  • Homigueo en las extremidades