Un sanitario con una jeringuilla y un frasco de la vacuna de AstraZeneca

Siete síntomas tras ponerse la vacuna de AstraZeneca con los que debes ir al médico

Aunque resueltas las dudas sobre los trombos, si puede generar efectos secundarios

Un gran número de noticias de las últimas dos semanas sobre el proceso de vacunación contra la covid-19 han estado protagonizadas sin duda por la vacuna de AstraZeneca. Las alarmas saltaban precisamente hace ahora quince días cuando desde algunos países europeos como Dinamarca o Austria empezaban a vincularla con posibles casos de trombo, algunos que habrían acabado con alguna muerte tras recibir dosis de esta vacuna

Esto acabo generando la desconfianza hacia el medicamento de la farmacéutica británica, hasta tal punto que varios países europeos paralizar de manera inmediata su administración. En pocos días, se acabaron sumando la mayoría de las naciones de la UE, incluida España. 

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Tal fue el punto de alarma, que se obligó a la Agencia Europea del Medicamento (EMA por sus siglas en inglés) a realizar un estudio de manera inmediata para evaluar si realmente había relación entre esos casos de trombosis, especialmente preocupantes al ser algunos cerebrales. Finalmente el jueves pasado se descartaba que hubiera una relación directa, y se se seguía insistiendo en la que la vacuna de AstraZeneca es segura. 

Con ese informe favorable, los países han ido retomando su uso poco a poco, algunos de manera inmediata u otros pasados unos días como España que fue este mismo miércoles. Aunque no han sido todos, pues Dinamarca, por ejemplo, todavía la mantiene en suspensión. 

Pero ante la situación de descrédito que se había generado ante su producto, la propia farmacéutica ha enviado una carta, de acuerdo con la EMA y a Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS),  a profesionales sanitarios españoles. En ella por un lado se explica que «se han notificado casos muy poco frecuentes de trombosis y trombocitopenia, en ocasiones acompañados de hemorragia, tras la vacunación con la covid-19 Vaccine AstraZeneca». 

Eso sí en la misma se admite que está vacuna puede acabar generando sus propios efectos secundarios, aunque mucho más leves que realmente una posible trombosis venosa. Es por eso que han hecho una especie de guía para los sanitarios españoles que están administrando esta vacuna, para que informen con los síntomas que se pueden padecer al recibirla y que digan a los vacunados «que soliciten atención médica inmediata» si notan algunos de los mismos. 

Por un lado, se ha de estar atento si se sufre disnea, es decir, dificultad respiratoria o falta de aire. Además recomienda avisar al médico si se padece dolor precordial, en el pecho justo al lado del corazón o dolor abdominal persistente. 

También se tiene que vigilar que no aparezcan edemas en las piernas o pies. A su vez, se puede producir sintomatología neurológica, concretamente dolores de cabeza intensos o persistentes y visión borrosa. Los dos últimos síntomas a tener en cuenta son hematomas cutáneos y petequias, pequeñas marcas de color rojo, en lugares diferentes de donde se ha puesto la vacuna

Se retoma la vacunación con AstraZeneca 

Como decíamos, este mismo miércoles las diferentes comunidades autónomas han vuelto a incluir las dosis de la vacuna de AstraZeneca en sus planes de vacunación. Aunque es cierto que con una importante novedad. Y es que ahora ya pueden utilizar esta vacuna hasta los 65 años, después que Sanidad aprobará cambiar la edad máxima para suministrar esta vacuna que estaba fijada en 55 años. Mientras, hay otros países como Francia donde se ha eliminado la barrera de edad, e incluso han hecho todo lo contrario, evitar ponerla en población menor de 55, especialmente mujeres, donde se detectaron los casos de trombos. 

Así, algunas de ellas ya empezaron a citar incluso a población de entre 60 y 65 años para poder administrarles la primera dosis. Aunque es cierto que algunas veían frenadas sus esperanzas al comprobar que la farmacéutica volvía a cumplir su compromiso de entrega.