Una madre sujeta la mano de su hijo en un hospital

La secuela que deja el coronavirus y te hace la vida imposible: 'Es desesperante'

El tinnitus es una afección del oído que consiste en un zumbido constante, y muchos pacientes lo han desarrollado tras superar la Covid-19

Desde hace ya más de un año, España y el mundo enfrentan uno de los mayores desafíos de nuestro último siglo: la pandemia del coronavirus. Son ya muchas, demasiadas las personas que han perdido la vida como consecuencia de la Covid-19, o bien han acabado ingresadas en los hospitales, muchas veces en estado crítico.

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Ahora bien, nadie puede negar que sabemos muy pocas cosas de las personas que han superado la enfermedad; de cómo han vivido todo lo que les ha ocurrido y, sobre todo, de las secuelas que persisten con el tiempo. Según 'Nius Diario', uno de estos síntomas de la Covid persistente es el 'tinnitus', un zumbido persistente en los oídos. 

El tinnitus, la dolencia que te hace la vida imposible

Los que lo sufren lo describen como «tener una radio mal sintonizada en la cabeza desde que te levantas hasta que te duermes». «Es horroroso, solo quiere que alguien la apague», asegura Silvia Soler, que sigue padeciendo los efectos de su infección por Covid-19 a pesar de haber superado enfermedad y de que en su cuerpo ya no está el virus. 

Según ha explicado en declaraciones al medio citado, se contagió de coronavirus el pasado mes de marzo de 2020, cuando todo el país quedaba conmocionado ante el imparable avance del mismo, pero el problema de tinnitus apareció meses después, en septiembre, y parece estar lejos de desaparecer de su vida. 

Silvia reconoce que cualquier ruido le resulta molesto, sobre todo en interiores

«Padecí insomnio durante tres meses, es desesperante», asegura la mujer, que vive actualmente en el municipio costeño de Castelldefels, cerca de Barcelona. Para más inri, también tiene la voz quebrada por la disfonía, otra de las afecciones de deja detrás de sí el virus. Estos problemas la han llevado a pedir la baja laboral, ante la imposibilidad de cumplir con sus obligaciones. 

«Soy filóloga y en un año solo he leído un libro. Es muy frustrante, no retengo lo que leo», asegura la mujer, que se define como una lectora compulsiva y reconoce que otra dolencia aparejada a la que ya tiene es la hiperacusia. «Cualquier ruido me molesta mucho más, sobre todo en sitios cerrados, un teléfono que suena, un niño que chilla, gente hablando, el sonido de un tren; Necesitas que todo pare», explica  

Cada vez más pacientes con esta dolencia

Por desgracia, estos problemas pueden acabar de la peor manera, como ocurrió recientemente en Estados Unidos. Allí, el propietario de una cadena de restaurantes, Kent Taylor, padecía diversas secuelas de la Covid-19, entre las cuales el tinnitus, y finalmente decidió quitarse la vida. El sufrimiento se había vuelto insoportable, y la misma Silvia reconoce que puede llegar a entenderlo porque «llega un momento que desespera». 

«Se ha duplicado el número de pacientes desde que empezó la pandemia», asegura el otorrinolaringólogo Guillermo Plaza, que ejerce en el hospital de Fuenlabrada. El experto reconoce que existe relación entre la Covid-19 y el tinnitus, pero matiza que un gran porcentaje de los pacientes lo habían desarrollado debido a una situación de estrés por la pandemia, y solo una pequeña parte se había contagiado también con el virus. 

También es cierto que la Organización Mundial de la Salud (OMS), no reconoce por ahora el tinnitus como síntoma de la Covid-19, a diferencia de los organismos de salud del Reino Unido. De hecho, un estudio reciente del Journal of International Audiology asegura que el 15% de los adultos contagiados con coronavirus presentaron síntomas de tinnitus, aunque sin esclarecer si estaban directamente relacionados con la infección o el estrés. 

«No tenemos nada de nada, ni medicación. Solo nos queda esperar a que haya más investigación sobre diferentes tipos de Covid persistente», se lamenta Silvia, sin esperar una solución a corto plazo.