Vacuna para el coronavirus desarrollada por Pfizer Biontech

Lo que Sanidad hará para saber qué personas se niegan a vacunarse contra el covid

Se llevará un registro para extraer datos sobre las vacunaciones

La vacuna contra el covid está cada vez más cerca. Pese a que en un primero momento España había fijado enero como el mes en que tiene que llegar desde Europa a España, podría ser que esto sucediera antes.

Esta misma semana se anunciaba que los plazos para la vacuna se adelantaban, concretamente los de la vacuna que tiene que llegar a España, la Pfizer-Biontech. Hace un tiempo se dijo que la vacuna sería aprobada en Europa el 29 de diciembre, sin embargo, se ha adelantado la fecha y este próximo lunes, día 21, ya podría ser aprobada.

Esto significa que, una vez quede aprobada por la Agencia Europea del Medicamento, podrá comenzar a ser distribuida a los países que deben recibirla, entre ellos, España. De esta forma, puede que la vacunación en el país acabe por emepezar antes incluso de que finalice el año, aunque aún no es seguro.

Una vez se inicie el proceso, eso sí, serán los grupos vulnerables ─marcados ya por Sanidad─ los que tengan que empezar a ponerse la vacuna. Como se ha indicado en el plan de vacunación, estos se tratan de trabajadores y residentes de geriátricos, profesionales sanitarios y personas dependientes no institucionalizadas.

Como ya se informó, además, ponerse esta vacuna no es una obligación para los espñaoles, lo que quiere decir que cada ciudadano es libre de decir si quiere o no que se la administren. Eso sí, según se ha podido saber recientemente, Sanidad va a llevar un control de aquellas personas que no se la pongan.

Sanidad controlorá quién no se pone la vacuna y los motivos

Así es, Sanidad ya ha informado de que va a llevarse un registro bastante rigurosa de todas aquellas personas que se van poniendo la vacuna contra el covid, de igual forma que lo hará con los que no se la quieran poner.

Según parece, las comunidades autónomas tendrán que enviar un infrome diario a Sanidad referente a cómo evoluciona la administración de la vacuna en la zona, con los datos que proporcione cada uno de los 13.000 puntos en los que ya se dijo que se va a administrar.

Concretamente se informará de cuantas personas se vacunan cada día, y estos datos tendrán que ir acompañados de lso datos personales de cada persona. Todo esto se ha detallado en un documento presentado ayer en el Consejo Interterritorial de Salud.

De igual forma pasará con las personas con aquellos que no quieran ponérsela. Se deberá comunicar día a día cuantas personas han rechazado administrarse la vacuna junto a los datos personales de cada una de ellas y los motivos por los que no se la ponen. Estos motivos pueden ir desde la contraindicación médica, causas personales u otros más excepcionales.

En este documento, en el caso de las personas que se vacunen, se tendrá que especificar, además de los datos personales, la marca del fármaco que se ha administrado y el número de lote.

También debará ir especificado en el formulario el grupo al que pertenezca cada persona que se haya pueto la vacuna contra el coronavirus, por el momento, de los tres prioritarios a los que se empezará a vacunar.

Todo ello se hará, en principio, para llevar un control sobre la gente que se va admnistrando la vacuna y la que no lo hará, pues se trata de una forma de acabar comprobando cual podría ser el porcentaje de inmunidad en España. Además, también se podrá saber que grupos se vacunan más, datos sobre los diferentes fármacos que se administren y otros detalles.