El Ministro Salvador Illa hablando en público con las banderas de Cataluña, España y Europa de fondo

Sanidad desvela hasta cuándo tendremos que llevar mascarilla los españoles

Los expertos han señalado que el uso obligatorio de estos equipos de protección se prolongará durante todo el 2021

A pesar de la gran eficacia de las vacunas de Pfizer y Moderna, y el anuncio de Pedro Sánchez sobre que durante los primeros seis meses del próximo año gran parte de la población española habrá recibido la inyección, las mascarillas no dejarán de ser obligatorias a corto plazo. 

Las mascarillas serán obligatorias durante todo el 2021

Según han explicado algunas fuentes del Consejo Interterritorial de Salud a 'La Vanguardia', el uso de estos equipos de protección se prolongará, por el momento, todo el 2021. Lo mismo sucederá con el resto de medidas de seguridad básicas: mantener la distancia interpersonal y el lavado continuo de las manos.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Allí han dejado claro que las mascarillas se tendrán que mantener «durante muchos meses, independientemente de la llegada de las vacunas», porque «debe prevalecer el objetivo constitucional de protección de la salud de todos, que comprende la integridad física y moral».

Esto será así porque durante un tiempo convivirán ciudadanos que hayan recibido la inyección con otros que no y, por lo tanto, habrá que proteger a la ciudadanía. 

Los grupos más vulnerables serán los primeros en recibir las vacunas y después recibirán la inyección el resto de personas si hay producción suficiente.

Además, las grandes incógnitas sobre los sueros, sobre cuánto durará la inmunidad, si las vacunas evitan la infección o la enfermedad y las posibilidades de reinfección, entre otras cuestiones, también obligan a prolongar el uso de los equipos y medidas de protección. 

Las empresas que tienen las vacunas más avanzadas —Pfizer, Moderna y AstraZeneca—, ya han señalado que necesitarán de dos dosis para la inmunización.

Por este motivo, algunos expertos consideran que el plan de vacunación se alargará durante todo el invierno del 2021 y, ante esto, destacan que será necesario seguir con la distancia de seguridad, el lavado de manos y la mascarilla, «como mínimo». 

Asimismo, los expertos en salud enfatizan la importancia de concienciar a la ciudadanía de que la llegada de la vacuna no es el fin de la epidemia, sino que es el camino para acabar con ella, pero que todavía queda mucho camino para ver el final. 

La mascarilla proporciona más beneficios que riesgos

Para ello es necesario el uso de las mascarillas, algo que ha sido avalado por la justicia. El Tribunal Supremo ha afirmado el uso obligatorio de estos equipos de protección impuestos por el Ministerio de Sanidad el pasado mes de mayo por tratarse de una medida  «necesaria y proporcionada» para proteger la salud pública.

Desde allí han señalado que la sentencia de Sanidad fue «legítima» y han destacado que los hipotéticos riesgos que supone el uso del cubrebocas siempre serán menores que el beneficio que proporciona como forma de prevención de contagio del virus. 

«Se reputa legitima la disposición ordenando el uso de mascarilla en razón de que, en el actual estado de conocimiento de propagación del virus Covid-19, es necesaria y proporcionada para alcanzar el fin de interés general de protección de la salud, al constituir una medida que puede contener la progresión de la pandemia».

El tribunal, en una sentencia de la que ha sido ponente la magistrada Celsa Pico, ha querido hacer énfasis en que «la salud de los ciudadanos es un elemento esencial del interés general que deben atender los poderes públicos». 

«En una indiscutible situación de pandemia como la generada por el virus de la Covid-19, que, notoriamente, no se circunscribe al territorio español, resulta evidente que debe prevalecer el interés general sobre el individual; esto es, el derecho a la vida de la mayoría de los ciudadanos sobre la pretensión individual aquí ejercitada de contraer el virus para adquirir inmunidad».