Personal sanitario saca sangre para un test de anticuerpos

Sanidad aclara si finalmente se permitirán las autotest de Covid

Estos ya estaban en muchas farmacias

Tras su polémica, aunque para muchos esperada, llegada a las farmacias españolas, el ministerio y las consejerías de Sanidad han aclarado finalmente si se podrán poner a la venta los autotest para detectar si hemos pasado en algún momento el Covid. Tras el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, el ministro Illa ha dejado claro se pedirá a los médicos y odontólogos no prescribir estas pruebas de detección rápida de anticuerpos por inmunocromatografia. 

Esto es lo que recogía un informe que se había dado a conocer horas antes. Y es que se considera que estas pruebas no forman parte de la Estrategia de Detección Precoz, Vigilancia y Control de Covid-19. Ayer, se estableció una postura común en contra de su comercialización en la Ponencia de alertas, Planes de Preparación y Respuesta dependiente de la Comisión de Salud Pública del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud. 

Lo que consideran  y recuerdan es que este tipo de tests no tienen entre sus funciones diagnosticar una infección activa por SARS-CoV2, es decir, si actualmente si estamos contagiados. Por eso, no ven conveniente que se use ni en personas con síntomas ni en asintomáticos que crean que se han visto expuestos al virus.

Junto a esta información, recalcan que este tipo de pruebas, que se puede realizar uno mismo en casa, dan peores resultas que las técnicas que se realizan en los laboratorios con sangre obtenida por venopunción. Para dejar claro este punto, se ha aprobado hacer campañas de comunicación y concienciación a la población para explicar las limitaciones de estas pruebas y las consecuencias de interpretar erróneamente sus resultados. 

El mensaje del ministro sobre estas ha sido contundente: «Estos test no son adecuados y se recomienda a los profesionales sanitarios la no prescripción porque pueden llevar a engaño». Salvador Illa ha recalcado que no estudia integrarlos al plan de detección nacional y ha insistido que no son útiles, ya que «son de difícil interpretación». 

Ha lanzado un claro mensaje a los ciudadanos que podían ver en ellos una alternativa rápida y barata para saber si estamos contagiados y pasar unas fiestas seguras. «Con esto no se juega, esto no es motivo de autodiagnóstico: cuando uno tiene síntomas o contacto estrecho, tiene que desplazarse a la Sanidad pública», explicaba antes de advertir que «quien piense que por hacerse una prueba de autodiagnóstico puede pasar las navidades más tranquilo, se engaña». 

Cómo funcionan estas pruebas

Hay que recordar que estas pruebas estaban a punto de ser puestas a la venda en las farmacias españolas después que la Unión Europea aprobará la comercialización de un primer test. Este era el PrimaCovid desarrollado por la farmacéutica suiza PrimaLab y que aquí iba a distribuir con la colaboración de la empresa valenciana Elix Pharma. 

Estos ya empezaban a estar en el mercado y se podían adquirir bajo prescripción médica por aproximadamente 23 euros. Lo que permiten estos autotest de anticuerpos IgM e IgG es saber si en algún momento hemos pasado la covid. 

Pese a que no se recomiendan, su funcionamiento es en principio muy sencillo. Solo hay que limpiar primero el dedo y realizar un breve pinchazo en el mismo para obtener una gota de sangre. Esta se tiene que depositar en la prueba estéril y añadirle después un diluyente. En unos 15 o 20 minutos se puede obtener un resultado, ya que como decíamos son tests rápidos. 

El problema que tienen estos tests es que, como explicaba el ministro, pueden dar unos resultados difíciles de interpretar. Además su alta sensibilidad puede hacer que si no los manipula un personal sanitario, pueden dar falsos positivos.