Una jeringuilla con una hipotética vacuna contra el Covid-19

Illa: 'Probablemente, al final de verano estará vacunado un 70 % de la población'

Se trata, en caso de cumplirse, de un dato muy positivo

Ayer mismo el ministro de Sanidad Salvador Illa habló de la vacuna asegurando que la llegada de la misma puede suponer el «principio del fin» de la pandemia del covid. Además, dio un dato bastante significativo: «Probablemente, al final de verano estará vacunado un 70 % de la población».

Hasta ahora se había hablado bastante de que la estimación es que a inicios de verano, aproximadamente unos 20 millones de españoles ya se hayan podido vacunar. Illa ha ido ahora más allá, afirmando que hacia finales de verano podría ser ya casi toda la población la que se hubiera puesto la vacuna.

Esto puede suponer, pro lo tanto, que a finales del verano de 2021 la inmunidad de grupo podría estar cada vez más cerca pues, con un 70% de población vacunada, aproximadamente, la trasmisión del virus entre la ciudadanía será mucho menor. Así pues, los datos deberían mejorar, a menos contagios, menos ingresos en hospitales y menos muertes.

Todo ello podría llevar también a una relajación gradual de las restricciones que ahora mismo hay en toda España, pues dejarían de ser tan necesarias. Aun así, es importante recalcar que todo esto dependerá de la efectividad de la vacuna y la evolución de la pandemia ─comprobado realmente con datos oficiales─.

De todas formas, como suele suceder últimamente, Illa llama a la calma: «Aunque no será el fin de la pandemia porque esto se producirá cuando hayamos inmunizado a un alto porcentaje de la población mundial, y esto nos llevará todo el año 2021 y parte del 2022, según los expertos».

Sobre ello el ministro de Sanidad también ha querido dejar clara otra cosa: Pese a empezar a vacunar a la población, las restricciones se mantendrán, según vaya siendo la evolución de la pandemia

«Hay mucho que no sabemos aún sobre la inmunidad de las vacunas y aquí tenemos que aplicar el principio de precaución. Será cuando nos recomienden los expertos que se pueden ir levantando las restricciones, aunque yo soy partidario de no precipitarnos porque todos hemos visto el año que llevamos», ha asegurado.

Así pues Illa se mantiene en la línea del resto de miembros del Gobierno, asegurando que, pese a que la vacuna va a ser un gran avance en la lcha contra el coronavirus en España, no se trata de la solución definitiva, a menos a corto plazo. Es por ello que cree que «no nos podemos precipitar bajando restricciones porque no es tan difícil que vuelva la transmisión».

En este sentido Illa ha asegurado también que «no hay ninguna voluntad de tener un estado de alarma innecesario», pero aun así no habrá que precipitarse en el momento de ir eliminando medidas.

Las vacunas se repartirán por comunidades según los grupos vulnerables

Por el momento se sabe que España no tiene todavía disponibles todas las vacunas que van a ponerse a la población, pues estas irán llegando poco a poco para garantizar la disponibilidad en todos los países que las necesiten. De esta forma, la primera tanda, que se empezará a administrar en enero, servirá para los grupos prioritarios.

Es por ello que el Gobierno ya ha anunciado cómo se van a repartir entre las comunidades, por el momento, todas las vacunas de las que disponga España.

Así pues, las dosis se entregarán según la cantidad de personas pertenecientes a los grupos vulnerables que haya en cada comunidad, pues serán estos grupos de personas los que deberán vacunarse primero: Trabajadores y residentes de centros sociosanitarios, personal sanitario y personas dependientes. También se estudia la posibilidad de incluir en el grupo a los mayores de 80 años que viven en sus casas.