El Ministro Salvador Illa hablando en público con las banderas de Cataluña, España y Europa de fondo

Illa, más contundente que nunca sobre la vacunación: 'Es un acto de solidaridad'

«La vía no es la de obligar, amenazar, penalizar, sino la de explicar», ha dicho

Vacunarse contra el covid es un acto de solidaridad. Así lo ha asegurado hoy mismo el ministro de Sanidad Salvador Illa. Desde que se supo que la vacuna iba a llegar a España, han sido muchas las dudas que ha habido al respecto, pero ahora, a solo unos días de empezar el proceso de vacunación, está todo cada vez más claro.

Hasta ahora han sido muchas las personas que se han manifestado en contra de la nueva vacuna contra el covid, hay ciudadanos que ya tienen claro que se van a negar a ponérsela,

Para todas estas personas el ministro ha mandado unas palabras de lo más contundentes asegurando que vacunarse «es un acto de solidaridad, no es solo un acto de egoísmo de 'yo me vacuno para que no me contagie", sino que es también para evitar contagiar a otros».

Así pues, la opinión de Illa está clara, vacunarse es algo que beneficia a uno mismo y a los demás. Sin embargo, no hay forma de obligar a aquellas personas que no quieran administrarse la vacuna a que lo hagan, como bien ha explicado el ministro, pues, desde un principio se dejó claro que iba a ser una vacuna accesible para todos, pero no obligatoria de poner.

«La vía no es la de obligar, amenazar, penalizar, sino la de explicar, persuadir, convencer, ser transparente, tener un programa de farmacovigilancia muy estricto, un plan especial que se está haciendo... esa es la vía por la que apostamos en España», afirma Illa.

Según él mismo ha explicado, lo que hay que hacer para convencer a la población es explicar «que las vacunas salvan vidas, que lo han hecho históricamente y lo volverán a hacer».

Seguimiento de las personas que no se quieran vacunar

Lo que también ha querido aclarar Illa es qué va a pasar precisamente con aquellas personas que no quieran ponerse la vacuna contra el covid.

Pues bien, hace unos días ya se dijo que Sanidad iba a estar pendiente de aquellos ciudadanos que se negaran a ponerse la vacuna, el ministro ha querido recalcar que se trata de una forma de llevar un control de las personas a las que ya se les ha ofrecido vacunarse.

«Todo ciudadano español tendrá acceso a una vacuna segura y eficaz si se la quiere poner. Nosotros tenemos que saber que al 'ciudadano X' se le ha ofrecido la posibilidad de vacunarse y él ha decidido no hacerlo», ha explicado.

«Hemos de poder comprobar, a medida que vaya evolucionando el proceso de vacunación, que no hay nadie que, siendo ciudadano español o residente en nuestro país, no le ha sido ofrecida la posibilidad de una vacuna», ha añadido Illa.

Preguntado por una posible cartilla de vacunación para todo el Estado, el ministro no ha querido confirmarlo ni desmentirlo, de hecho, ha asegurado que se trata de algo que podía pasar, aunque todavía no se sabe: «Esto no está decidido, ya lo veremos».

Además, Illa ha querido dejar claro que, pese a que desde Sanidad se sabrá qué personas no han querido ponerse la vacuna, no se tratará de una información a la que más gente tenga acceso: «No habrá una lista pública».

Con sus palabras, Illa se ha asegurado también de justificar que el hecho de que se lleve un registro de las personas que optan por no vacunarse es, de igual forma, para conocer «las posibles razones de reticencia». De esta forma se podría conseguir mejorar la estrategia comunicativa en lo que respecta a la vacuna y así llegar a más personas.