primer plano de unas manos con guantes de látex manipulando una prueba pcr

Revelan de dónde vienen el 50% de las infecciones por Covid

Un estudio pone sobre la mesa que las personas asintomáticas son el origen de más de la mitad de infecciones

La transmisión del coronavirus SARS-CoV-2 es uno de los aspectos de la actual pandemia que más preocupa a los expertos, porque la tardía aparición de sus síntomas —entre tres y diez días en la mayoría de casos— hace que muchas personas que todavía no saben que lo tienen lo vayan transmitiendo allá por donde pasan. 

Por esa razón son tan importantes las medidas básicas de protección ante el coronavirus: la distancia mínima de seguridad, el lavado de manos y el uso de mascarillas. Cumpliendo con estas medidas, la transmisión del virus, aunque se esté contagiado, es mucho menor y se consigue proteger al resto de la sociedad. 

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Sobre el papel de los asintomáticos en esta pandemia se han realizado varios estudios para intentar descubrir exactamente cuál es su rol y qué importancia tienen a la hora de valorar la enfermedad, y un nuevo estudio de la Universidad de Chicago ha revelado datos bastante contundentes al respecto. 

Concretamente, el estudio ha analizado en primer brote de Covid-19 en la ciudad de Nueva York, que la convirtió en el epicentro mundial de la pandemia durante varias semanas en la primavera pasada. El estudio ha puesto de manifiesto que la cantidad de personas sin síntomas de la enfermedad multiplicaba por cinco o incluso por siete a la de sintomáticos.

Es decir, en el mejor de los casos, solo uno de cada cinco enfermos de Covid-19 tenían síntomas. Esto significa que los otros cuatro, que tenían el coronavirus sin saberlo, podían transmitirlo si no cumplían con las medidas básicas de protección. 

El trabajo, publicado en la revista 'Proceedings of the National Academy of Sciences', confirma que los casos asintomáticos de Covid-19 contribuyen de forma muy importante en la transmisión comunitaria, siendo al menos el 50% de las causas de infección. 

Rahul Subramanian, primer autor del estudio, explica que cuando llegó la primera ola de Covid a Estados Unidos era muy difícil saber la cantidad de asintomáticos que había, y por lo tanto, comprender la verdadera envergadura de la pandemia en el país. 

La importancia de los asintomáticos

«Sin datos sobre la capacidad de las pruebas, es muy difícil calcular la diferencia entre los casos que no se notificaron por falta de pruebas y los casos que eran realmente asintomáticos. Queríamos desentrañar esas dos cosas, y como la ciudad de Nueva York fue una de las primeras en informar del número diario de pruebas realizadas, pudimos utilizar esas cifras para estimar cuántos casos de Covid-19 eran sintomáticos», explica el autor. 

El estudio, además, ha utilizado los datos proporcionados por las autoridades de Nueva York sobre la cantidad de pruebas PCR que se hacían cada día, por lo que permite tener una imagen más clara y precisa sobre la situación real de las infecciones y la relación entre sintomáticos y asintomáticos.

Mercedes Pascual, la autora principal del estudio, explica que «la incorporación de estos datos al modelo demostró que la proporción de individuos que son sintomáticos para el Covid-19 está entre el 13 y el 18 por ciento. E independientemente de la incertidumbre en todos los demás parámetros, podemos decir que más del 50 por ciento de la transmisión que se produce en la comunidad procede de personas sin síntomas, es decir, las que son asintomáticas y presintomáticas».

Los autores aclaran que este estudio no aclara si los asintomáticos son más o menos contagiadores, es decir, si tienen más capacidad de transmitir el virus por el simple hecho de no tener síntomas, sino que determina el rol de los asintomáticos en la transmisión comunitaria.

Además, no tiene en cuenta a las nuevas variantes del coronavirus, que varios estudios han demostrado que son más transmisibles, pero puede servir de guía para establecer unas guías básicas para las directrices de salud pública que los ciudadanos deben seguir, especialmente en el panorama actual.

Otro de los autores del estudio, Qixin He, añade que «aunque las personas asintomáticas no transmitan el virus a un ritmo elevado, constituyen algo así como el 80 por ciento de todas las infecciones. Esta proporción es bastante sorprendente. Es crucial que todo el mundo, incluidos los individuos que no muestran síntomas, cumpla las directrices de salud pública, como el uso de mascarillas y el distanciamiento social, y que las pruebas masivas sean fácilmente accesibles para todos».