Sanitarios trabajando durante las pruebas de cribado de covid-19 con test de antígenos en Sevilla, el 28 de octubre del 2020

Restricciones más duras en una zona de España y ya avisan: Se podría 'ir aún más allá'

Además, se harán rastreos masivos con test de antígenos

El coronavirus no deja de preocupar en España, son varias las comunidades que se encuentran en situaciones de máximo riesgo por la pandemia. Día a día los datos evolucionan, en ciertos lugares para bien pero en otros lo hacen para mal, y este último parece ser el caso de la provincia de Burgos, en Castilla y León.

El aumento «muy preocupante» de casos de los últimos días ha hecho saltar allí todas las alarmas, la capital burgalesa cuenta ya con una incidencia por cada 100.000 habitantes de más de 900 casos en los últimos días, unos números muy por encima de la media nacional, que se encuentra en algo más de lo 500 casos.

La situación se vuelve aún más alarmante si se tienen en cuenta los datos a los que se podría llegar en tan solo unos días, de seguir la expansión del covid al mismo ritmo que ahora. La incidencia acumulada podría llegar hasta los 1.800 casos por cada 100.000 habitantes, unos números totalmente insostenibles y que ya se trata de evitar a toda costa.

Por este motivo, la Junta de Castilla y León ha decidido tomar medidas más drásticas en esta zona de la comunidad para tratar de evitar que el virus siga propagándose al elevado ritmo que lo hace a día de hoy. En una rueda de prensa hoy del vicepresidente de la Junta Francisco Igea, tras el Consejo de Gobierno autonómico, se ha detallado las nuevas restricciones que se van a adoptar en Burgos.

Más restricciones y un aviso: Se podría ir 'más allá'

Debido a toda esta situación de Burgos, se ha decidido adoptar nuevas medidas. Entre ellas se encuentra una modificación del límite de personas máximas en reuniones, ahora se restringirán a un máximo de tres personas no convivientes en cualquier ámbito. De igual forma, se restringirán también de forma más dura los aforos para celebraciones religiosas o civiles. Además, las nuevas medidas comprenderán el incremento de los puntos de toma de aguas residuales.

Por otra parte, esta tarde-noche en una reunión con el Ministerio, se van a valorar todas las posibilidades para Burgos debido a su situación. Igea ha asegurado que en ella se verá si se puede «ir aún más allá» respecto a las medidas y adoptar algunas todavía más restrictivas, como podría ser el confinamiento en casa, que ya se está pidiendo al Gobierno.

También se ha detallado que se hará un rastreo masivo con test de antígenos de segunda generación en esta ciudad, de igual forma en San Andrés del Rabanedo (León).

Los casos se disparan en todo Castilla y León

Pese a que Burgos es ahora una de las zonas que más preocupan de la comunidad, lo cierto es que el resto de la misma tampoco se encuentra en una situación mucho más favorable. Este mismo jueves se han vuelto a disparar los casos en Castilla y León, superando llegando a la cifra de 2.074 en las últimas 24 horas, lo que ha supuesto un incremento de 432 casos nuevos más que el día anterior.

Respecto a las muertes, no ha habido demasiada variación han pasado de ser un total de 38 nuevas en la jornada anterior a ser 39, lo que supone una más. Pese a que este dato no aumente mucho, los números de contagiados ya son lo suficientemente elevados como para considerar la situación preocupante.

Los brotes que hay activos actualmente en la comunidad son 806 y los casos que se vinculan a ellos son un total de 7.095, además, las nuevas altas hospitalarias llegan a las 198. Por otra parte, desde que se inició la pandemia, en Castilla y León se han registrado ya un total de 109.126 contagiados y 14.919 hospitalizados.