Madrid ha iniciado este lunes su programa de PCR selectivos

La razón por la que tienes que guardar cuarentena aunque des negativo en la prueba PCR

Los falsos negativos hacen que personas contagiadas crean que no lo están y sigan transmitiendo el virus a los demás

Según datos del ministerio de Sanidad, desde el inicio de la pandemia del Coronavirus se han realizado en España más de 5 millones de pruebas PCR. Estos test de análisis genético que detecta rastros del virus en el organismo se han convertido en la prueba más extendida para el diagnóstico de los contagiados. 

Pero a pesar de la alta fiabilidad de esta prueba, los médicos avisan que también pueden dar lugar a falsos negativos. Por eso es muy importante que todo aquel que haya mantenido contacto con un contagiado permanezca 14 días aislado. Incluso si da negativo. 

Esta es una de las ideas que ha repetido constantemente el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón. Los falsos negativos suponen un riesgo latente de que cualquier persona contagiado, pensando que no lo está, transmita el virus a los demás. Para evitarlo, lo mejor es aislarse sea cual sea el resultado de la prueba PCR.

Muchos científicos y profesionales sanitarios recomiendan también esta solución para asegurar la máxima seguridad para la población. Un médico muestra de forma muy entendedora cómo una PCR negativa no asegura que uno esté libre de la infección, y esto implica que todos los contactos estrechos con un contagiado deben aislarse igualmente. 

Sus argumentos se basan en los datos recogidos por una investigación científica de la Universidad Johns Hopkins de Baltimore, en Estados Unidos, que pone en entredicho la fiabilidad de las pruebas PCR. Sus conclusiones no dejan lugar a dudas: uno de cada cinco test pueden producir falsos negativos.

El mejor día para hacer el test

Esta investigación realizada sobre pacientes hospitalizados y en cuarentena en sus hogares revela que la probabilidad de un falso negativo aumenta cuando la prueba se realiza justo después de haber sufrido la infección. La probabilidad va bajando a medida que pasan los días: al cuarto día es del 67%, mientras que el quinto día es de un 38%.

Pero el día más idóneo para hacer la prueba PCR con fiabilidad es el octavo día, cuando las posibilidades de un falso negativo son del 20%. A partir del noveno día, comienzan a aumentar de nuevo las posibilidades de un falso negativo.

Por lo tanto, en los primeros días de la infección las pruebas PCR pueden no detectar el virus a pesar de que este ya está en el organismo. La recomendación es que todas las personas que se hayan sometido a una prueba PCR por haber estado en contacto con un contagio estén 14 días aislados en casa aunque hayan dado negativo.


Comentarios