Qué actos son seguros y cuáles no y que se podría hacer en las Navidades en España

Cabalgatas, mercadillos, las cartas a los reyes, ferias, belenes, cenas familiares y de trabajo y compras en centros comerciales están en riesgo este año

Manos brindando con copas de vino
Las cenas de Navidad sufrirán restricciones importantes este año | Unsplash

España se prepara para recibir una de las Navidades más atípicas. En plena segunda oleada de contagios del coronavirus y con las restricciones a tope en nuestro país, queda claro que los eventos navideños típicos como las cenas familiares, las compras en los centros comerciales o las cabalgatas de reyes sufrirán modificaciones importantes este año. 

Un primer problema se plantea con la movilidad, ya que en Navidades a muchos españoles les toca cambiar de provincia o incluso de comunidad autónoma para visitar a la familia. Habrá que ver en qué situación epidemiológica llega cada zona a las fechas navideñas, pero no es descabellado aventurar que habrá restricciones de movilidad en más de un lugar.

A fecha de hoy no hay ningún estado de alarma con prohibición de movilidad entre comunidades autónomas, pero sí restricciones en determinadas zonas geográficas incluidos varios pueblos y ciudades con confinamiento perimetral, donde no está permitida la entrada o salida.

En estos casos se pide una razón de peso y justificada para entrar o salir de una zona afectada, y dentro de esas excepciones no se incluyen las cenas de nochebuena. Y ojo, porque en otros países como en Francia se ha propuesto ya un confinamiento entre el 1 y el 20 de diciembre para evitar una oleada de contagios que arruine toda la Navidad.

En algunas comunidades como en Cataluña las autoridades ya han avisado que no permitirán reuniones de más de seis personas en el interior de los hogares. Por su lado, el ministerio de Sanidad está estudiando extender la medida de manera generalizada para las fechas navideñas si persiste la situación actual.

Las reuniones familiares están en el punto de mira de las autoridades sanitarias de hace tiempo. los expertos temen que las celebraciones navideñas aumenten el riesgo de contagios debido a la especial relajación de esas fechas, donde se juntan la afectividad familiar, el alcohol y la alegría desbordada.

También se hará un especial esfuerzo por recordar las medidas de seguridad como el uso de mascarilla en lugares públicos, tanto en el exterior como en el interior, y en los hogares excepto cuando estamos con personas convivientes. En Navidades suelen coincidir familiares no convivientes, con lo que la mascarilla será obligatoria en el interior por raro que parezca.

Compras de Navidad por internet

Además, el gran reto de los municipios será organizar los eventos multitudinarios de forma que no haya aglomeraciones. Aún es pronto para decir si se mantendrán las celebraciones típicas pero ciudades importantes como Madrid ya están trabajando para adaptar eventos y actividades culturales como la famosa cabalgata de reyes.

Sin embargo, en otras localidades de España las entidades organizadoras ya han avisado de que no se dan las condiciones para garantizar la seguridad en un acto tan multitudinario y existe el riesgo de perder uno de los eventos navideños más especiales.

Otras celebraciones que dan pie a las aglomeraciones, como las multitudes en los centros comerciales y las cenas de trabajo, tienen todos los números de desaparecer también. Sobre las compras, podría haber limitación de aforo y en todo caso los expertos recomiendan este año hacer las compras de Navidad por internet.

La empresa Safety Global, de capital valenciano, ha diseñado una aplicación con toda la programación navideña organizada por los municipios, como las cabalgatas, los mercadillos, la entrega de cartas a los reyes, ferias, belenes y campamentos reales. 

Para evitar aglomeraciones en los actos y eventos navideños de los municipios y ciudades de España, la app permitirá controlar el aforo y garantizar distancias de seguridad, así como el tiempo exacto del turno de entrada al público en el acceso a los recintos.


Comentarios

envía el comentario