Un hombre y una mujer con mascarillas sujetan bolsas de la compra frente a un escaparate

Nueva advertencia de Sanidad: 'altísimo riesgo'

Las autoridades sanitarias alertan de que el próximo puente de la Constitución puede marcar un antes y un después en la pandemia

Noviembre se ha convertido en el segundo mes con más fallecidos en España en lo que va de pandemia con 8.600 fallecidos, después de abril, que reportó 16.000. Los expertos alertan de la situación que está ocurriendo en España, con la Navidad a la vista y la sensación de que la población está relajando las medidas de prevención. Se acerca el puente de la Constitución, 4 días de fiesta que podrían dar al traste con todo lo conseguido hasta ahora, tal y como se ha comprobado este último fin de semana con el ‘Black Friday’.

La imagen de este fin de semana de miles de personas provocando aglomeraciones en las calles de las grandes ciudades para aprovechar los descuentos y comenzar con las primeras compras Navideñas, ha agudizado los temores de los expertos en salud pública, que alertan de que el puente que viene es de ‘altísimo riesgo’ y que podría provocar una rápida expansión del Covid que hiciera tambalear la Navidad o lo que es peor, provocar una tercera ola de coronavirus.

Llamamiento a la responsabilidad de cara el puente

emoji regaloGRAN SORTEO ESPAÑA DIARIO: ¡Gana un vale de 100€ para gastar en Zara y todas las tiendas Inditex (Stradivarius, Pull&Bear, Bershka,...)! ¿A qué esperas? ¡Participa ya al sorteo, es gratis! PINCHA AQUÍ y apúntate. ¡Es muy fácil!

Algunos políticos ya se han pronunciado al respecto tras ver las aglomeraciones sufridas este fin de semana, como el presidente de Andalucía Juanma Moreno, que hizo un llamamiento a la responsabilidad: «Todos tenemos mucho respeto a lo que podamos pasar y hablamos de esa tercera ola, pero en nuestras manos está el poder impedirlo. Tenemos que tener un comportamiento muy responsable para tener margen de maniobra hasta Navidades y también si queremos seguir funcionando y tener cierta movilidad tras los Reyes Magos», pidió a la población.

Unas palabras que ha repetido en los últimos días Fernando Simón, que además ha advertido que la situación se puede agravar aún más con la llegada del frío y los virus respiratorios consecuentes como son la gripe, que podrían confundir o complicar el diagnóstico del Covid.

A este respecto, señalan desde el Centro Nacional de Epidemiología que «se están implementando sistemas de vigilancia centinela en el ámbito de la atención primaria y hospitalaria, basándonos en la experiencia conseguida en el marco del Sistema de Vigilancia de Gripe en España. El objetivo es vigilar gripe y Covid-19 conjuntamente esta temporada y que estos sistemas permanezcan en el tiempo como sistemas de vigilancia de infección respiratoria aguda (IRA) leve y grave, con los que se podría vigilar, además de los dos virus mencionados». 

No bajar la guardia

Silvia Calzón, Secretaria de Estado de Sanidad, ha alentado a la población a que no se relaje pese a la tendencia descendente de la curva de contagios, ya que la incidencia acumulada (300 casos por cada 100.000 habitantes) sigue siendo alta y preocupante. «Todos hemos hecho un esfuerzo tremendo, nuestros sanitarios han vuelto a vivir situaciones de mucha presión asistencial. Es importante que no olvidemos lo que ha costado bajar la curva», ha afirmado tras ver las aglomeraciones de este pasado fin de semana.

«Tenemos una cifra asistencial que nos preocupa. En algunas comunidades autónomas esta bajada está siendo espectacular, pero eso no nos puede llevar a relajarnos. Es muy fácil pasar a incidencias más altas que terminan presionando al sistema asistencial», ha alertado.

Los expertos en Salud Pública además, han alertado de que los ciudadanos pueden estar percibiendo cierta fatiga tras 9 meses de encierro y restricciones, y que la Navidad se podría convertir en el escenario idóneo para que toda esa olla a presión reventase y la población decidiera relajarse y rebajar la vigilancia y la prevención, sobre todo en vistas a que la vacunación aparece cada vez más cercana. Una actitud que sería nefasta y que podría provocar la tormenta perfecta, pues pondría en riesgo las celebraciones Navideñas, la salud de la población en general, y abriría la puerta de entrada a una tercera ola.