Imagen de mesas y sillas recogidas en la terraza de un bar con un cartel de alquiler de fondo

El pueblo de España dónde la cepa británica está descontrolada: 'Es un desastre'

Sigue con los contagios disparados a la espera que hagan efecto las actuales restricciones

Ya prácticamente nadie que dude que la nueva cepa de coronavirus que se detectó en el Reino Unido es una de las más contagiosas que se habían visto hasta ahora. El país británico hace días que bate récords de contagios de manera continuada, llegando a superar la barrera de los 60.000 y sin bajar de los 50.000 desde hace más de una semana. 

Mientras las islas son el territorio más afectado por esta cepa, con el paso de los días se ha ido confirmando su extensión por nuestro país, especialmente en una zona concreta. Y es que la situación epidemiológica que viven las poblaciones cercanas a Gibraltar son la mayor demostración de que esta mutación del coronavirus ha entrado por el Peñón y que está golpeando con fuerza a los municipios de esta zona de la provincia de Cádiz. 

Solo hace faltar ver como se encuentra ahora mismo la localidad de La Línea de la Concepción, cuyos 63.000 habitantes son los que tienen un mayor contacto y mayor circulación con la colonia británica. Aquí se ha llegado a superar la barrera de los 1.200 casos por cada 100.000 habitantes en la incidencia acumulada de los últimos 14 días. De los 2.289 casos que ha habido en la ciudad desde el inicio de la pandemia, 422 se han producido en la última semana. 

La situación es tan grave que la Junta de Andalucía se vio obligada a decretar su cierre perimetral junto a otras localidades del Campo de Gibraltar. Además es una de las dos únicas localidades en toda la comunidad andaluza que mantiene un nivel 4 y grado 2 de alerta que conlleva las restricciones más duras como el cierre de todo tipo de actividad comercial, de hostelería y de ocio que no sea esencial. 

Pero pese a ello no es suficiente. O al menos así lo estima el alcalde de la localidad Juan Franco, que ha llegado a pedir a sus vecinos que se autoconfinen, pero también que sea el propio gobierno andaluz quién actúe y lo exija. «Es un desastre. Ha habido relajación de medidas y los casos se han desbocado muy posiblemente por influencia de la cepa británica. El problema es que el efecto rebote no solo está aquí, sino en todo el Campo de Gibraltar», explicaba en 'El Confidencial'.

Sabe que esta petición le ha generado «muchas críticas» y que sigue habiendo preocupación entre que mantienen sus negocios cerrados. Pero es que situación del municipio gaditano es insostenible: «El nivel de contagios no tiene parangón con el resto de Andalucía. Todos tenemos que mantener las normas». 

Indignación porque se haya mantenido la vuelta al cole

Ante el preocupante aumento de los contagios de los últimos días, una de las peticiones, tomada junto al Consejo Escolar, que había lanzado el ayuntamiento de La Línea era que no se reiniciarán las clases presenciales en el municipio este lunes. El propio alcalde confirmaba el domingo por la tarde que la Junta había desoído esta petición y que por tanto los 13.000 alumnos de la población volverían a las clases este 11 de diciembre. 

La solicitud hecha por el consistorio se basaba en el hecho que con los datos actuales en el municipio no se puede dar una vuelta a las aulas «con seguridad» y evitar así «una red de contagios masiva». La decisión ha provocado la indignación de muchos padres que en los últimos días creaban un grupo en Facebook que era bastante elocuente: «Las familias de La Línea se niegan a llevar a sus hijos al cole. Todo cerrado es todo cerrado». También se encuentran recogiendo firmas en change.org para que se frene esta vuelta a los colegios.