Mujer en la playa con mascarilla

Protegen más tiempo, pesan menos y no dan calor: nuevas mascarillas españolas

Su material de fabricación tiene un gramaje 60 veces más fino que el convencional

A pesar de la llegada de la vacuna, las mascarillas continuarán entre nosotros durante mucho más tiempo.

La inmunización total de la población tardará años en conseguirse y, mientras tanto, el virus seguirá circulando entre nosotros poniendo en riesgo a las personas que no se hayan podido vacunar, por lo que se antoja esencial seguir luchando contra el virus en materia de prevención.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Algunos pronósticos optimistas aseguran que, como mínimo, deberíamos mantener las medidas de higiene y distanciamiento hasta el próximo año.

De hecho, en una entrevista para el 'Washington Post', el experto Anthony Stephen Fauci y director del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas de EE.UU, señaló que el uso de las mascarillas podría continuar hasta el año 2022.

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Las mascarillas españolas anti-covid: más eficaces, más ligeras y menos calurosas

Por esta razón, los investigadores siguen buscando nuevos métodos para desarrollar mascarillas que sean eficaces y seguras pero, además, más cómodas y ligeras.

Es el caso de un nuevo método 100% español que ha desarrollado el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) para crear unas nuevas EPIs anticovid-19 con mayores ventajas a las ya existentes en el mercado.

El equipo liderado por José María Lagarón ha producido unas mascarillas anticovid-19 con protección nominal tipo FFP2 y un diseño que garantiza la máxima confortabilidad, ya que son más ligeras y sirven para disipar el calor, lo que supone una gran noticia de cara a la llegada del verano.

El director del equipo que las ha desarrollado ha explicado a la agencia SINC que las nuevas mascarillas conservan el mismo grado de protección que las FPP2, a pesar de que no tienen todavía la distinción oficial.

«La distinción entre una FFP2 y la anticovid-19 es que la primera ha sido analizada con todos los ensayos de la norma Europea EN149 y la nuestra con la misma norma, pero abreviada para permitir la protección de la población frente a la covid-19», defiende el científico.

El gramaje de las nuevas mascarillas españolas: 60 veces más fino

La clave de estas mascarillas reside en la calidad del material utilizado para su producción, que ha sido desarrollado por investigadores en el Instituto de Agroquímica y Tecnología de los Alimentos (IATA-CSIC), dirigidos por Lagarón.

Estas EPIS están hechas con un innovador material filtrante basado en nanofibras cuyo gramaje es 60 veces más fino que el material convencional. «Esto las hace más finas y ligeras», asegura el director del proyecto.

Por si fuera poco, las nanofibras presentan una importante ventaja con respecto a los otros materiales empleados, ya que se pueden esterilizar tras rociarlas con disolución de etanol al 75% y dejarlas secar una hora. 

«Se puede hacer si se tienen dudas después de haber estado el primer día en un lugar cerrado con mucha gente o en un hospital», comenta el investigador.

De esta forma, las nuevas mascarillas españolas nos permiten estirar su vida útil al máximo sin comprometer nuestra seguridad. La mayor usabilidad de las nuevas EPIS no solo reside en la posibilidad de poder desinfectarlas, sino también en su prolongada durabilidad.

Las nanofibras ejercen una filtración mecánica, contraria a la tecnología tradicional electrostática, que cuenta con un tamaño de poro más grande. De esta forma, su eficacia se mantiene intacta durante 48 horas, mientras que las mascarillas quirúrgicas convencionales tiene una vida útil de cuatro horas.

«Hemos visto que en 48 horas de uso no se alteran las propiedades de filtración», defiende el director del proyecto.

Desde la semana pasada, la empresa Bioinicia está produciendo las mascarillas y Amazon las comercializa a través de su página web. Su precio es de 2,5 euros por mascarilla si se adquiere el paquete de 50 unidades.

Infórmate más sobre el coronavirus:

- Las últimas noticias sobre la pandemia en España y el mundo

- Radar Covid: La aplicación de rastreo y cómo descargarla en tu móvil

- Guía coronavirus: 12 pautas para protegerte y actuar ante un contagio