Fotografia de un hospital saturado de enfermos de coronavirus

Lo que los sanitarios han visto en los últimos contagiados: preocupante

La relajación de algunos ciudadanos durante las fiestas de Navidad pasa factura

Está claro que las Navidades, aunque vividas con restricciones, han pasado factura y se notan en los datos de coronavirus en España, que no son nada buenos. Los expertos ya alertaban de que cabía la posibilidad de este repunte, teniendo en cuenta de que, aunque menos, ha habido movilidad y desplazamientos durante las fiestas y reuniones familiares.

Las medidas contra el coronavirus y las restricciones de movilidad y de reunión continúan vigentes, pero está claro que no todo el mundo las respeta, cosa que, al final, acaba repercutiendo en el avance de la pandemia y en el número de contagios que se suman diariamente a los datos aportados por el Ministerio de Sanidad.

En algunas comunidades, como Aragón, se han incluso triplicado los positivos de Covid-19. En general, dadas las circunstancias, todo el país coincide en endurecer las medidas en este enero de 2021, con la esperanza de poder combatir la pandemia con la ayuda también de la vacunación, proceso que avanza, aunque más lento de lo esperado, en España.

Y este empeoramiento claro de los datos, que ya han confirmado las autoridades sanitarias y que nos coloca claramente en la temida tercera ola de coronavirus, se nota en los datos, pero también especialmente en los hospitales, donde los sanitarios siguen luchando contra el virus a primera línea.

Precisamente uno de estos profesionales ha lanzado un mensaje en Twitter en forma de denuncia, haciendo hincapié en el poco respeto que algunas personas tienen por las medidas y restricciones contra la Covid y, en consecuencia, por todas las personas que han sufrido o sufren por la pandemia y por los sanitarios, que se enfrentan día a día al problema.

Un sanitario de urgencias de un hospital español ha avisado con el tweet de un dato muy preocupante que está observando en las últimas personas que acuden por contagio: los positivos, una vez detectado el virus en su organismo, dan a los rastreadores una media de entre 20 y 30 contactos con los que se han relacionado en los últimos días.

«Es una puta locura», asegura el sanitario

El dato compartido por el sanitario en Twitter demuestra que no se siguen las directrices y límites a la hora de reunirse. Muchos ciudadanos no están manteniendo los grupos burbuja y llegan a relacionarse con hasta 30 personas, que acaban siendo también posibles positivos. Y entre 20 y 30 posibles positivos por cada positivo confirmado, «es una puta locura», define el trabajador de urgencias.

Parece que la nueva ola ya es una realidad y, si no ponemos cartas en el asunto, los datos seguirán empeorando. Seguramente por ello dicho mensaje de Twitter se ha vuelto viral. 

Además, cabe destacar que no es el único sanitario que confirma el problema y alza la voz de alarma ante tal dato. A raíz del tweet de Doctor Vader, otro sanitario ha querido compartir tu experiencia al respecto. David ha explicado que, en su comunidad, «están oscilando también entre 20 y 30» los contactos que da cada nuevo positivo. «De cada comida y el bonus track del tardeo», añade.

Además, el sanitario ha querido dar ejemplos más concretos de lo que se encuentra durante la jornada laboral, para dar parte de la irresponsabilidad que demuestran algunos ciudadanos: «Uno que tenía síntomas (anosmia) pero no pudo hacerse la PCR antes, mientras esperaba el resultado, se fue de comida 24 y 25», ha escrito en Twitter. Parece que dicho paciente no quería pasar solo la Navidad, pero olvidó el peligro que podría conllevar reunirse con los suyos. Llamadas de atención como la de estos sanitarios deberían servir para que, quienes no han tomado en serio las restricciones, recapaciten y cumplan por el bien de todos.