Mujer con pose de aburrida y mascarilla mirando por la ventana

Primeros datos que aclaran si las medidas funcionan en España

Según la Biocomsc, en Cataluña están empezando a descender los contagios

Hace 15 días, el Govern de Cataluña impuso nuevas medidas para intentar frenar la expansión del virus y parece que ya han dado sus frutos.

«Noticia importante: podemos confirmar que el crecimiento de la epidemia ha caído desde 1,4-1,5 hasta 1,2 con datos hasta el 27 de octubre. Recordamos, para que la epidemia no crezca, hay que bajar a R=1», anunciaban el domingo desde la cuenta de Twitter de Biocomsc, el equipo de biología computacional de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC) que analiza la epidemia. 

La R es la tasa de transmisión del virus y empezó a descender hace 10 días y parece que continúa hacia el 1,1 según los investigadores. Según el Departament de Salut, el domingo estaba en 1,21 en Cataluña. 

A pesar de que el primer paso ha sido logrado, no solo es importante que el número de positivos baje, sino que lo haga por debajo de 1 y que permanezca allí el máximo de tiempo posible, tal y como destacó Clara Prats, la líder del grupo investigador. Cuánto menos contagios, menos presión en el sistema sanitario y menos pacientes graves y muertes. 

Tras pasar de 1.000 casos diarios de coronavirus a 6.000, lo primero que debían hacer era frenar la R que se había acelerado descomunalmente. Fue por este motivo que el pasado 16 de octubre se tomó la decisión de cerrar bares y restaurantes. 

«Durante la semana después de tomar medidas (16 al 22) sobre el terreno de 100 personas infectaban unas 120, pero los datos reflejan lo que había sucedido la semana anterior, y ahora sabemos que antes de tomar medidas 100 infectados contagiaban la enfermedad a 140 o 150», destacan desde Biocomsc, poniendo de ejemplo a Barcelona. 

La advertencia de Magda Campins

A pesar de la mejora, Magda Campins, la jefa de Epidemiología del hospital Vall d'Hebron de Barcelona, ha advertido que todavía existe riesgo. Para ella, las UCI son ahora el mejor indicado para actuar. Allí, el número de pacientes con coronavirus ha aumentado y se espera que en los próximos días continúe incrementando, pese al descenso de la R.

«Tenemos unos días de margen, pero no muchos. Si esta semana siguen aumentando los ingresos en la UCI no se deberá retrasar la adopción de medidas estrictas». 

En Cataluña se ha impuesto el confinamiento de fin de semana durante 15 días. No obstante, Campins no descarta el encierro total, una medida que Salut tiene sobre la mesa desde hace unos días cuando los expertos estimaron que podían llegar a llenarse las UCI de los hospitales. 

El domingo se sumaron dos pacientes más que el sábado, pero hubo 116 ingresos hospitalarios que día anterior y se notificaron 5 muertes. Aun así, el riesgo de rebrote descendió un poco. 

El Hospital Vall d'Hebron ya ha empezado a extender las UCIs para seguir atendiendo a otros pacientes que no están ingresados por coronavirus. En el hospital de Sant Pau, los pacientes por coronavirus ocupaban el 66% de las UCI el domingo. 

Confinamiento total, la mejor opción

Sin embargo, Joaquín López Contreras, jefe de servicio de Enfermedades Infecciosas, no cree que se haya llegado al pico epidémico y que bajemos. 

«Esto no es como la epidemia de gripe, de 6-8 semanas, aumentan los casos, hay un pico, bajan y se acabó», ha señalado a 'La Vanguardia'. Para él, lo ideal sería incluso bajar de la incidencia de verano y mantenerse sin ceder en la detección y rastreo de casos si queremos evitar que haya una tercera ola. 

«Parece que en Madrid, que es un poco la avanzadilla, han bajado las cifras, pero siguen muy altas», por lo tanto considera que para conseguir frenar los contagios sería necesario seguir el ejemplo de otros países y llevar a cabo un confinamiento total durante 15 días.