Un sanitario vacunando a una persona

Primera reacción alérgica grave a la otra vacuna que llegará pronto a España

La vacuna de Moderna, que se aprobará a principios de enero en Europa y España, ha provocado una reacción en un médico

Tras meses de espera y con la pandemia desatada, las vacunas del coronavirus ya son una realidad. Hace semanas que se administran en Reino Unido y Estados Unidos, y ayer empezó la campaña de vacunación en España. Lo que más preocupa ahora mismo son las reacciones alérgicas. En las últimas horas se ha producido una reacción grave.

Tiene que ver con la vacuna de Moderna, que la agencia reguladora europea tiene previsto aprobar a principios de enero. Un doctor de Boston ha sido el primer vacunado en sufrir una reacción alérgica grave con la vacuna de Moderna, según el New York Times.

Hay que recordar que tanto Pfizer como Moderna utilizan una tecnología innovadora que hasta ahora nunca se había utilizado en vacunas: la del ARN mensajero. Ambas han dado lugar a varias reacciones alérgicas, al parecer por un compuesto llamado PEG. Las autoridades estadounidenses han recomendado a los alérgicos abstenerse.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos, la FDA, autorizó el pasado 19 de diciembre la vacuna de Moderna. Los científicos dieron el visto bueno con un amplio consenso: «Con dos vacunas disponibles para la prevención del Covid-19, la FDA ha dado otro paso crucial en la lucha contra la pandemia global que está causando un gran número diario de hospitalizaciones y muertes en Estados Unidos». 

Pero la vacuna de Moderna, al igual que la de Pfizer, ha desencadenado reacciones alérgicas. El primer caso es el del oncólogo geriátrico Hossein Sadrzadeh. Este médico del Boston Medical Center es alérgico al marisco, recibió la vacuna de Moderna el jueves pasado y ha sufrido mareos y taquicardias. 

Ante la reacción pudo utilizar su autoinyector de epinefrina EpiPen y fue trasladado a urgencias, donde le evaluaron y le dieron el alta tras recibir tratamiento. El médico se encuentra bien. El portavoz del centro hospitalario, David Kibbe, emitió un comunicado: «El Dr. Sadrzadeh sintió que estaba teniendo una reacción alérgica y se le permitió usar su EpiPen personal. Fue llevado a Urgencias, evaluado, tratado, observado y dado de alta. Está bien hoy».

Las explicaciones de Moderna

El portavoz de Moderna, la farmacéutica que desarrolla la vacuna, aseguró el jueves por la noche que la compañía no puede manifestarse públicamente sobre un caso individual. Añadió que el equipo de seguridad médica de la farmacéutica investigaría el asunto. 

La intención de Moderna es esclarecer la causa de la reacción alérgica y enviar más preguntas a los funcionarios del programa de vacunación norteamericano, la «Operación Warp Speed». En todo caso, es la primera reacción alérgica grave a la vacuna de Moderna, tras los ocho casos reportados en la de Pfizer, seis en Estados Unidos y dos en el Reino Unido.

El comité asesor de la agencia norteamericana del medicamento notificó que el producto de Moderna desencadena reacciones adversas concretas en personas con rellenos faciales cosméticos. Así lo estableció tras dos casos de pacientes que fueron operados en las mejillas seis meses antes de vacunarse. Un par de días después de recibir la vacuna sufrieron una inflamación de los labios. 

El PGE, el componente 'sospechoso'

La investigación para esclarecer el origen de las reacciones alérgicas sigue en marcha, pero los primeros análisis apuntan a que podría deberse al PEG. Se trata de un compuesto presente en productos cotidianos como pasta de dientes y champús. Se encuentra tanto en el producto de Pfizer como en el de Moderna, y puede desencadenar reacciones alérgicas con erupciones, caída de la tensión arterial, dificultad para respirar y taquicardias.

Lo que preocupa ahora mismo a los científicos es que las reacciones alérgicas a las vacunas se producen con una probabilidad de una entre un millón, y con 272.000 vacunados en Estados Unidos ya ha habido varias. El doctor Merin Kuruvilla, inmunólogo de la Universidad de Emory, cree sin embargo que esto no debería preocupar a las personas que no son alérgicas.

En todo caso, el Centro de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) lanzó la advertencia de que las vacunas de Pfizer y Moderna podrían no ser apropiadas para la gente con un historial de anafilaxis a ingredientes. Cuando tiene lugar, la reacción se suele producir minutos después de ser administrada la vacuna.