Primera ciudad española que ha prohibido las reuniones entre no convivientes

La medida ha entrado en vigor este sábado

Una terraza con el camarero y los clientes usando mascasrilla durante la pandemia
Prohibidas cualquier tipo de reuniones con personas con quién no se conviva en Orense | GTRES

A raíz el empeoramiento de la situación epidemiológica, la Consellería de Sanidad ha decidido prohibir las reuniones en el Ayuntamiento de Ourense, tanto en el ámbito privado como en el público, para todas las personas que no convivan en el mismo domicilio.

Así lo ha anunciado el conselleiro de Sanidad, Julio García Comesaña, en una rueda posterior a la reunión del subcomité clínico que ha tomado la decisión y en la que se han analizado los últimos indicadores de la covid-19 en Galicia.

Con ello, a las medidas restrictivas ya impuestas en toda la ciudad (con aforos al 50%) y las específicas del barrio de O Couto (donde, por ejemplo, no se puede consumir en el interior de cafeterías o bares), Sanidad suma desde este sábado la prohibición de que se reúnan, tanto en lugares públicos como privados, personas que no convivan en el mismo domicilio, una medida que, hasta ahora, no se había tomado en Galicia en nueva normalidad.

Lo hace para intentar «frenar la curva» de contagios derivados de los brotes familiares y sociales que se están detectando en la localidad, y en otros puntos de la provincia,  y que han llevado a Ourense, en las últimas jornadas, a ser el área sanitaria donde más se incrementan los casos activos.

De hecho, los expertos del subcomité clínico han hecho un llamamiento a la «responsabilidad individual» de los ciudadanos para frenar este tipo de contagios, sobre todo en reuniones privadas, y han alertado del «incremento de la tasa de hospitalización» en la capital provincial y de la elevada edad media de algunos de los contagiados.

En el Ayuntamiento de Ourense, desde este sábado, cada área mantendrá las medidas restrictivas ya impuestas (de nivel 2 o de nivel 3 en el caso de O Couto), pero no se podrán realizar reuniones de personas, con excepción de los convivientes. Eso implica, por ejemplo, que podrá seguir utilizándose los bares y restaurantes con las medidas previas, pero los grupos deberán ser exclusivamente de convivientes.

La Xunta incluyó al Ayuntamiento de Ourense en las medidas restrictivas de nivel 2 el pasado 3 de septiembre. En aquel momento, toda el área sanitaria tenía 386 casos activos y 30 ingresados, una cifra que este viernes se eleva a 850 casos activos y 82 hospitalizados.

Con la evolución epidemiológica en términos negativos, el 19 de septiembre Sanidade decidió endurecer las medidas en el barrio de O Couto, una restricción que se amplió el 23 de septiembre, donde no se puede consumir en el interior de bares y cafeterías (nivel 3).


Comentarios

envía el comentario