primer plano de las manos de una sanitaria manipulando una prueba pcr para el coronavirus

El preocupante pronóstico de la ONU para el 2021

La Organización de las Naciones Unidas ha advertido que las consecuencias de la Covid-19 no se acabarán con la llegada de la vacuna

La pandemia del coronavirus está dejando consecuencias de las que nos va a costar mucho recuperarnos. Tras meses de crisis sanitaria, de rebrotes y restricciones, empezamos a ver la luz al final del túnel con la esperada llegada de la vacuna.

Y es que todo indica que en cuestión de semanas o meses la vacuna ya formará parte de nuestra realidad y, con ella, empezaremos a retomar el ritmo de vida que llevábamos antes de la pandemia, o eso creemos. Todo el mundo, sobre todo los países más afectados, tienen el ojo puesto en la llegada de la vacuna

Pero con ella no va a acabar todo de un día para el otro, y eso es algo que debemos tener en cuenta. De hecho, según recoge el medio ‘As’, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha advertido que las consecuencias que el coronavirus va a dejar en el planeta van a tardar años en superarse. 

«Las vacunas estarán disponibles en las próximas semanas y meses. Pero no nos engañemos. Una vacuna no puede deshacer el daño que se extenderá durante años, incluso décadas» explicaba António Guterres, jefe de la ONU, el pasado jueves. 

Y es que la Organización de las Naciones Unidas ha mantenido una reunión este viernes para tratar el tema de las consecuencias de la pandemia de la Covid-19.

Esta pandemia mundial ha afectado, de momento, a 65 millones de personas. La ONU, en su reunión, ha llegado a una conclusión nada alentadora: para el 2021 se prevé una catástrofe humanitaria. 

La hambruna, uno de los factores que más preocupan

Según explicaba David Beasley, el director del Programa Mundial de Alimentos (PMA), «2021 será literalmente catastrófico».

La ONU explica que uno de los factores más preocupantes debido a su peligro es la hambruna que va a golpear a una docena de países. «El año de la peor crisis humanitaria desde el inicio de las Naciones Unidas hace 75 años» seguía explicando Beasley. 

La ONU asegura, además, que ya se han llegado a solicitar 35.000 millones de dólares en ayudas debido al impacto económico que ha causado la pandemia. A causa de esto, el número de las personas que necesitan ayuda humanitaria ha aumentado en un 40%.

Beasley, además, advertía de que la ONU no iba a ser capaz de financiar todo, por lo que van a tener que «dar prioridad a los icebergs frente al Titanic».

La ayuda de los países ricos, muy necesaria

Además de la previsión catastrófica para el 2021, Antonio Guterres, secretario de Naciones Unidas, ha pedido que la vacuna esté disponible para toda la población. Para eso, se necesitará la ayuda de los países más ricos. 

«No podemos aceptar un mundo en el que los pobres y marginados sean pisoteados por los ricos y poderosos en la carrera de las vacunas» anunciana Tedros Adhanom. «Esta es una crisis mundial y las soluciones deben ser compartidas» seguía insistiendo el experto. 

Según explica el portal ‘Noticias ONU’, diez países recibirán la vacuna sin pagar «porque, bajo criterios económicos, son los países más pobres o porque por su pequeña población tienen más dificultades de acceso» explica el subdirector de la Organización Panamericana de la Salud, Jarbas Barbosa.

Esto es a causa del Mecanismo COVAX, una iniciativa impulsada por la Organización Mundial de la Salud y que tiene como objetivo la distribución equitativa de las vacunas contra el coronavirus

Bolivia, Dominica, El Salvador, Granada, Guyana, Haití, Honduras, Nicaragua, Santa Lucía y San Vicente y las Granadinas son las diez naciones que no tendrán que pagar la vacuna para su población.