Primer plato de carne congelada

Aparecen nuevos rastros de coronavirus en carne congelada

China ha vuelto a detectar restos de coronavirus en unos empaquetados de carne congelada provenientes de Argentina

China ha decidido suspender durante una semana las importaciones de la compañía argentina Ecocarnes, después de detectar restos de coronavirus en los envases de un lote de carne de ternera congelada.

Así lo ha informado este martes la Administración General de Aduanas china, en un comunicado en su página web, donde ha señalado que las pruebas realizadas a un lote de envases de carne de ternera deshuesada congelada de esta empresa han dado positivo.

«Las aduanas nacionales suspenderán, desde este martes, la aceptación de ternera argentina importada de Ecocarnes durante una semana, y se retomarán automáticamente después de ese plazo», han informado.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

No es la primera vez que China suspende temporalmente las importaciones de productos refrigerados como medida para minimizar los riesgos de nuevos rebrotes del virus Sars-CoV-2.

Han sido varias las veces que se han suspendido importaciones de varios países que en algún control rutinario, habían dado positivo en coronavirus, especialmente en productos congelados. Hace tan solo dos semanas, China volvía a encontrar trazas de coronavirus en el envasado de cerdo procedente de Francia.

Una inspección aleatoria de los embalajes de una partida de carne de cerdo proveniente de Francia, almacenada en la ciudad suroriental de Xiamen, dio positivo en coronavirus tras realizarle un test de ácido nucleico. 

A día  de hoy, y desde el pasado mes de julio, ya se han contabilizado hasta 42 positivos por coronavirus en envases de alimentos refrigerados provenientes de otros países, según ha informado la aduana china. Ecuador, Argentina y Brasil son los países con más casos diagnosticados.

Culpable del brote de Qingdao

Y es que los estrictos controles y la preocupación de China es totalmente fundada, después de que las autoridades chinas hayan llegado a la conclusión que el rebrote del pasado mes de octubre en la ciudad de Qingdao fue provocado por dos estibadores del puerto de la ciudad que contrajeron el virus al entrar en contacto con empaquetados infectados.

Esto provocó que la ciudad de Qingdao sometiera a sus más de 9 millones de habitantes a pruebas del coronavirus en tiempo récord, solo en 5 días, para así atajar el brote rápidamente, que se saldó con 13 positivos.

El control social, las pruebas masivas  y los rastreos a gran escalas han sido la estrategia a seguir por las autoridades chinas desde que empezara la pandemia, destacando por sus estrictos controles.

Restricciones en aduanas y mercados

Pekín ha endurecido aún más los controles aduaneros durante las últimas semanas debido a los brotes que se están detectando en productos importados. Para evitar riesgos, hace dos semanas la ciudad de Shanghái anunció que sería obligatorio someter a todos los productos congelados importados a tareas de análisis y desinfección.

Solo en el mes de noviembre se han detectado cargamentos positivos por coronavirus de pescado indio, carne brasileña, y otros productos provenientes de Alemania, Rusia y Países Bajos.

Por su parte, el principal mercado mayorista de Pekín, Xinfadi, foco de un rebrote de covid el pasado junio, ha suspendido el almacenamiento y la venta de productos congelados y acuáticos ante los repetidos hallazgos del virus en China en los envases de ese tipo.

Según la Comisión Nacional de Sanidad, la China continental cuenta en estos momentos con 374 infectados activos y 548 casos asintomáticos en observación.

China apunta a los empaquetados como causantes del primer brote en enero

Recientes investigaciones chinas afirman que el coronavirus podría haber entrado originalmente a China a finales del año pasado mediante este tipo de productos.

Los medios chinos han apuntado que el virus llegó a ese país a través de los envases de alimentos congelados importados, tesis que estaría respaldada por otros artículos científicos que  aseguran que el virus ya circulaba en Europa antes de lo que se creía. Esto significaría que el mercado de Wuhan no fue el origen de la pandemia.