Vista de una habitación de hospital con las camas vacías

Por qué siguen creciendo los fallecidos de Covid en España pese a bajar los contagios

Sanidad notificó ayer un nuevo récord de defunciones aunque la curva de los contagios está bajando

La tendencia a la baja de los contagios hace pensar que España ha dejado atrás el pico de la segunda ola y entra en una fase de estabilización y descenso. Por eso resulta más chocante que, mientras cada día se notifican menos positivos, las muertes siguen subiendo. Ayer, sin ir más lejos, se batió un nuevo récord de fallecidos en 24 horas durante la segunda ola.

En realidad es un fenómeno normal que los científicos atribuyen a las características tan especiales del nuevo coronavirus, que es capaz de propagarse de forma explosiva pero que en cambio mata despacio. La clave está en el tiempo que transcurre entre el contagio y la muerte. 

Según los médicos, pueden llegar a pasar más de dos meses. Un período suficiente para que se produzca el desfase entre la curva de los contagios y la de los fallecidos. Por eso se siguen batiendo récords de defunciones todos los días, a pesar de que los contagios e incluso los ingresos hospitalarios llevan ya varias jornadas descendiendo.

El informe actualizado de la OMS y el ministerio de Sanidad sobre el coronavirus causante del Covid-19, establece que el període entre la infección y la aparición de los síntomas oscila entre los 5 y los 11 días. Los enfermos que padecen síntomas leves suelen recuperarse dos semanas después de notar los primeros síntomas

Sin embargo, los enfermos que desarrollan cuadros graves de Covid-19 pueden tardar entre tres y seis semanas en recuperarse, es decir, unos 25 días después de haberse contagiado. Según el documento, los pacientes que no superan la enfermedad fallecen a partir de las dos semanas tras notar los primeros síntomas, y durante las ocho semanas siguientes. 

Por lo tanto, entre que una persona se contagia y acaba falleciendo pasan al menos 19 días. Además, muchas infecciones no se detectan en el instante que se producen y eso provoca también un desfase en la notificación.

21 días de desfase 

Todos estos datos explican que las personas que se contagiaron el día que la segunda ola llegó al pico de los contagios, el 9 de noviembre, empezaron a notar los síntomas en torno al 14 de noviembre, cinco después. Los que fallecieron, lo hicieron a partir del 28 de noviembre. Y dado que algunas personas tardan hasta ocho semanas en morir, el pico de los fallecimientos podría llegar hasta enero de 2021.

De una forma más aproximada, médicos y científicas establecen en 21 días el desfase entre el contagio y la muerte según los datos que proporciona el ministerio de Sanidad. Esto explica que hace días que los contagios notificados por sanidad diariamente estén bajando mientras que las muertes siguen subiendo, batiendo nuevos récords cada jornada. 

Una situación a la que nos tendremos que acostumbrar los próximos días porque es muy probable que siga habiendo altas cifras de defunciones. Según el experto Luis Benedicto, «tras varias simulaciones, la correlación máxima se obtiene para los ingresos en hospital, que se producen siete días después de los contagios, para los ingresos en UCI que se producen diez días después de los ingresos en hospital y para los fallecidos que se producen cuatro días después de los ingresos en UCI».

Infórmate más sobre el coronavirus:

- Las últimas noticias sobre la pandemia en España y el mundo

- Radar Covid: La aplicación de rastreo y cómo descargarla en tu móvil

- Guía coronavirus: 12 pautas para protegerte y actuar ante un contagio