Plano de las piernas de dos soldados con sus uniformes y botas reglamentarias

Policías y militares españoles, de baja por los efectos de una de las vacunas

Hay que recordar que sucedió algo similar con profesores la semana pasada

La llegada de las vacunas contra el covid a España ha sido, desde el principio, un motivo de esperanza en la lucha contra la pandemia, es la principal herramienta con la que cuentan los países a día de hoy para poder frenar la expansión del coronavirus y cada vez son más las personas que están siendo vacunadas.

Sin embargo, y como sabemos, pese a que se trate de algo necesario, estas vacunas pueden tener efectos secundarios y, de hecho, no son pocas las personas que los han sufrido, aunque nada más allá que unas décimas de fiebre o alguna reacción alérgica, en la mayoría de los casos.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

También hay que tener en cuenta que hay distintos tipos de vacuna y, actualmente, en España se están administrando estos diferentes tipos, según la edad de la persona o su grupo de riesgo.

Hasta ahora se había administrado la vacuna de Pfizer a los mayores y personal sanitario, con la llegada de las dosis de la vacuna de AstraZeneca se ha podido expandir la vacunación a otros sectores claves de la población, como es por ejemplo el caso de los profesores, sanitarios en segunda línea o cuerpos de seguridad y militares.

Pues bien, recientemente se ha dado un caso de un grupo de policías y militares de León que han quedado fuera de servicio en los últimos días después de sufrir ciertos efectos secundarios tras haberse administrado la primera dosis de la vacuna que les correspondía, la AstraZeneca.

Al parecer, se trata de una información que ha sido confirmado por fuentes de los propios cuerpos de seguridad. Muchos de los policías y militares que se administraron la vacuna presentaron episodios de fiebre de más de 38 grados y tuvieron que ausentarse de sus puestos de trabajo, durante periodos de uno o dos días. Todo ello desde sus horas después de vacunarse.

Hay que tener en cuenta que, quizás en otro tipo de empleo no se trataría de algo muy perjudicial, pero tratándose de agentes de policía las consecuencias fueron importantes. Según el Ayuntamiento, la Policía Local de León llegó a perder en esos días un total de entre 15 y 20 efectivos, aunque desde el cuerpo aseguran que fueron más.

Precisamente por esa falta de personas, muchas unidades no pudieron cumplir con las patrullas que tenían que realizar, pues no había policías suficientes, algo parecido sucedió también con los militares de la UME.

Hay que tener en cuenta que esto de los efectos secundarios en las vacunas es algo que puede suceder y, la AstraZeneca es de las tres que hay la que presenta unos efectos secundarios más evidentes tras administrar las dosis. Pese a ello, no hay ningún problema con ella y si no se pone en mayores de 55 años es porque no se ha podido probar claramente que sea eficiente en ese grupo de edad.

Decenas de profesores de baja tras ponerse la vacuna

No se trata este de los policías del primer caso de empleados que no pueden acudir en masa a sus puestos de trabajo, la semana pasada se dio un caso similar, pero esta vez en el colectivo de profesores. Un gran grupo de docentes de varias escuelas de España se vio afectado por las vacunas y sus efectos secundarios.

Se informó entonces que decenas de profesores tuvieron que faltar casi a la vez de sus puestos de trabajo como consecuencia de los efectos secundarios que la administración de la vacuna estaba provocando en ello. 

Como sucede en todos los casos, los efectos se terminaron a las 24 i 48 horas, sin embargo, fueron muchos los alumnos de distintos centros que se quedaron en algún momento sin profesores como consecuencia de esta situación.