Murcia: Dos poblaciones más confinadas tras crecer de manera 'preocupante' los casos

De momento, la restricción durara una semana

Un camarero sirviendo unas cervesas en una terraza durante la pandemia del Coronavirus
Además del cierre perimetral, se reducen los aforos en hostelería | GTRES

La Consejería de Salud ha decidido aplicar medidas restrictivas en las poblaciones de Fortuna y Abanilla a partir de este jueves y durante al menos una semana, con el objetivo de reducir la incidencia del coronavirus en sendos municipios de la Región.

Así lo anunciado este martes el portavoz técnico del Comité de Seguimiento Covid, Jaime Pérez, tras participar en la reunión de este organismo, que ha estado presidida por el presidente de la Comunidad, Fernando López Miras.

Pérez ha explicado que en Fortuna y Abanilla, los datos que se desprenden del 'Punto Covid' instalado para dar cobertura a ambas localidades «revelan una situación preocupante», con una tasa de incidencia en la última semana de 682 por cada 100.000 habitantes en el primer caso y de 1.191 en el segundo.

Por tanto, ambos territorios se someterán al menos durante una semana a medidas como la limitación de la movilidad salvo en casos de necesidad y el establecimiento de los aforos del comercio al 50 por ciento, así como el cierre del interior de bares y restaurantes.

«No podemos relajarnos en este momento; tenemos que estar en máxima alerta», ha dicho Pérez, quien ha destacado, no obstante, que «las cifras nos dan un pequeño respiro» en la Región de Murcia al mantener una tasa de incidencia acumulada «estable», aunque con un «pequeño aumento» de casos en la última semana.

El experto ha resaltado, en este sentido, que en el ámbito nacional la situación «ha empeorado más» que en la comunidad, donde «afortunadamente se mantiene estable», con una tasa de 190,5 casos positivos por cada 100.000 habitantes.

Asimismo, ha añadido que los test de antígenos se están realizando «cada vez más de forma normalizada» y en pacientes con síntomas. Así, «los datos de momento son positivos porque alivian el tiempo de espera y permiten tener un resultado muy rápidamente, lo que es muy útil tanto para el profesional sanitario como para la persona que se somete al test».

Situación en las otras poblaciones más afectadas

En relación con la ciudad de Lorca, Pérez ha comentado que «afortunadamente» la situación ha ido mejorando «de forma paulatina», con lo que el comité ha decidido el establecimiento de las clases presenciales. Hasta ahora, los alumnos que residían en el casco urbano recibían clases telemáticas mientras los de pedanías acudían a las aulas.

Además, y «gracias a la mejoría observada», se ha decidido flexibilizar las medidas restrictivas de la hostelería permitiendo el consumo en el interior de bares y restaurantes con un máximo del 40 por ciento del aforo, al igual que se hizo en Jumilla la pasada semana.

No obstante, Pérez ha asegurado que «todavía es pronto» y es necesario que la población continúe teniendo una «extremada precaución».

Respecto a Totana, los datos también «mejoran», pero «hay que esperar más resultados antes de tomar decisiones que puedan hacer que la curva epidemiológica vuelva a aumentar la incidencia». En el caso de Jumilla, «la situación es estable afortunadamente», como en el caso de Murcia capital.


Comentarios

envía el comentario