Carolina Darias en rueda de prensa el 28 de enero del 2021

Españoles de entre 55 y 65 años lanzan una petición urgente a Sanidad

Piden extender la vacuna de AstraZeneca hasta los 65 años como ya están haciendo otros países de Europa

El 6 de febrero llegaron las primeras dosis de la vacuna de AstraZeneca a nuestro país. En ese momento, Sanidad decidió que, ante la falta de ensayos suficientes con mayores de 55 años, esta vacuna se limitaría a personas entre 18 y 55 años. Es la que se está administrando a profesores y policías. Pero crecen las voces que piden revisar la decisión.

En algunos países de Europa, hasta ahora reticentes a poner la vacuna de AstraZeneca a los mayores, ya están empezando a poner a personas de más edad. Esto podría acabar pasando también en España en poco tiempo.

El departamento de Salud en Cataluña ha enviado una carta al ministerio de Salud pidiendo la ampliación de la franja de edad para vacunar con la vacuna de AstraZeneca. Las autoridades sanitarias catalanas solicitan que puedan recibir la vacuna personas de hasta 65 años, mientras que ahora solo se permite hasta los 55.

Según el secretario de Salud Pública en esa comunidad autónoma, Josep Maria Argimon, «no tiene sentido que podamos tener a un maestro de 30 años vacunado y a uno de 64 sin vacunar». Dice que la edad no tiene que ser un criterio cuando se trata de inmunizar a un colectivo, y pide seguir el ejemplo de otros países europeos que ya han dado ese paso. 

La vacuna de AstraZeneca fue la tercera que aprobó la agencia europea del medicamento, pero se advirtió de la falta de ensayos suficientes sobre la seguridad en mayores de 55 años. Sin embargo, en su última declaración, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó esta vacuna para mayores de 65, y aquellos países que hasta entonces eran reticentes empezaron a ampliar la cobertura de la vacuna para personas hasta esa edad.

En España, por ahora, se mantiene la decisión de Sanidad de administrarla a profesionales en primera línea del coronavirus, y reservar para los mayores de 65 años las de Pfizer y Moderna. En Cataluña, por ejemplo, se está poniendo la de AstraZeneca a colectivos esenciales como profesores, policías, bomberos, protección civil y trabajadores sanitarios.

‘No hay ninguna diferencia’

El doctor Argimon recuerda que la Agencia Europea del Medicamento (AEM) advirtió de la «evidencia limitada» de esta vacuna en mayores de 55 años, ya que hubo pocos ensayos clínicos con personas de esa edad. Pero también matiza que la agencia aprobó la vacuna para mayores de 18 años sin poner ningún límite de edad.

A partir de aquí, el secretario de Salud Pública asegura que la reacción inmunológica de una persona de 55 años y la de una persona de 65 ante una vacuna será la misma. «No hay ninguna diferencia», ha dicho, y ha instado al Gobierno a revisar el criterio de edad de la vacuna de AstraZeneca porque «se está privando a mucha gente de una vacuna que es eficaz y podría aliviar algunos problemas logísticos».

Hay que recordar que Cataluña ha sido una de las comunidades autónomas que ha tenido más problemas de suministro de vacunas en la primera fase. Junto con Madrid, tuvo que suspender la administración de la primera dosis hasta recibir nuevos lotes. Ante este tipo de situaciones, los responsables creen que es esencial abrir las nuevas vacunas a la máxima gente posible.  

Resultados alentadores en Escocia

Para demostrar la seguridad de estas vacunas, el departamento de salud catalán menciona los últimos estudios del Reino Unido que apuntan que la vacuna de AstraZeneca reduce el riesgo de hospitalización hasta un 80% con una única dosis. 

Este es el mismo criterio que ha seguido Francia, el último país donde se ha ampliado la vacunación con AstraZeneca hasta personas de 65 años. En el país galo también se han esgrimido los resultados «alentadores» del estudio realizados con datos de la campaña de vacunación en Escocia, donde han participado 1,2 millones de habitantes. 

La petición del gobierno catalán, en la línea de lo que han hecho las autoridades francesas, abre de nuevo el debate en España sobre los criterios de la estrategia de vacunación. Habrá que ver cual es la respuesta de Sanidad, y si otras se comunidades se suman a la petición de una demanda que cada vez se extiende más en el resto del continente.