Pequeño respiro en Madrid: Los hospitales empiezan a ver la luz

El número de ingresos ha bajado en los últimos diez días.

Puerta de entrada del Hospital de La Paz, con varias personas con mascarilla
Los hospitales madrileños siguen siendo los que cuentan con más ingresados | Europa Press

Los hospitales de Madrid empiezan a tomar un respiro según los últimos datos publicados por las autoridades sanitarias.

El pasado viernes, sus hospitales públicos y concertados contabilizaban 3.154 enfermos de Covid-19 ingresados, unos 132 menos que los pacientes ingresados el 22 de septiembre.

Presión hospitalaria en Madrid: disminuyen los ingresos pero aumentan los hospitalizados en UCI

El número de camas de agudos ocupadas por pacientes no críticos también se ha reducido en 191, al pasar de las 2.888 del 22 de septiembre a las 2.697 el viernes. Además, según han confirmado fuentes sanitarias a 'La Razón', las urgencias por coronavirus han descendido también notablemente.

Como ejemplo han citado el caso del Infanta Leonor, de Vallecas, en donde la llegada de infectados a este servicio se ha reducido alrededor de un 30% durante los últimos días.

A pesar de que estos datos dan pie a la esperanza, deben tratarse con mucho cuidado. La situación epidemiológica en Madrid continúa siendo extremadamente grave. 

De hecho, estas mismas cifras revelan que las UCIS han visto cómo el número de enfermos críticos ingresados ha aumentado en 192 en díez días, al pasar de 398 a 457.

Cabe destacar que las UCIS son el último servicio en el que se notará la mejoría, puesto que en ellas permanecen pacientes con estancias más largas.

Sin embargo, bajo ningún concepto estas estadísticas pueden reflejar una mejoría producida por las medidas implantadas en la comunidad.

Los efectos de las medidas implantadas empezarán a reflejarse dentro de dos semanas

Hace menos de una semana, Isabel Díaz Ayuso aseguraba que la presión hospitalaria en la comunidad había disminuido drásticamente, en un intento de justificar ante el Ministerio de Sanidad y la población que no eran necesarias más medidas.

«Se desploman los ingresos hospitalarios por COVID en la última semana (-66%) y bajan también en las UCI (-11%). Invertimos la tendencia también durante el fin de semana: menos ingresos que hace siete días. Nuestra estrategia sanitaria funciona» escribió la presidenta en Twitter el pasado 28 de septiembre.

La presidenta de la comunidad quería evitar a toda costa la implantación de las nuevas medidas que finalmente entraron en vigor ayer con la orden ministerial e hizo alarde del buen funcionamiento de las medidas que restringieron la movilidad de medio centenar de municipios de la región.

Sin embargo, ya por aquel entonces los sanitarios advirtieron de que la presión hospitalaria puede ser menor debido a la naturaleza de la propia pandemia.

El jefe del servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Ramón y Cajal, Santiago Moreno, aseguró en Cadena SER que el número de pacientes sigue siendo todavía muy elevado en la región y descartó por completo que este descenso se deba a las recientes medidas implantadas.

«Lo que no se puede pretender es creer que las medidas establecidas hasta ahora son las responsables de que haya mejorado la situación, si es que ha mejorado. No ha dado tiempo a ninguna medida a reflejarse en ninguna mejoría todavía» ha desmentido el experto.


Comentarios

envía el comentario