La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso

Las conclusiones de un experto al saberse las nuevas medidas para Madrid

El epidemiólogo Pedro Gullón, alarmado tras conocer las últimas medidas del gobierno de la Comunidad de Madrid

La Comunidad de Madrid ha comunicado que ampliará a partir del próximo lunes, 28 de septiembre, las restricciones de movilidad en 37 zonas sanitarias a otras ocho con 167.381 habitantes, por lo que serán en total 45 zonas y más de un millón de vecinos afectados por estas medidas.

Las nuevas zonas con restricciones son Panaderas, en Fuenlabrada; Miguel Servet y Doctor Trueta, en Alcorcón; García Noblejas, en el distrito madrileño de Ciudad Lineal; Vicálvaro Artilleros, en el distrito de Vicálvaro; Orcasitas, en el distrito de Usera; y Campo de la Paloma y Rafael Alberti, en el de Puente de Vallecas.

Tras conocer esas nuevas medidas, el epidemiólogo Pedro Gullón ha publicado una preocupante conclusión que ha dejado ver en su cuenta de 'Twitter': «Seguimos sin nadie al volante en Madrid».

Hace una semana, cuando la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, estableció las primeras medidas, el experto señaló que éstas eran un «despropósito sinsentido y clasistas».

«Es un despropósito, un auténtico sinsentido, sin ningún criterio de salud pública»

«Vuelvo solo para decir que lo de Madrid es un despropósito, un auténtico sinsentido, sin ningún criterio de salud pública», afirmó antes de apuntar la «inutilidad de los confinamientos perimetrales selectivos dentro de una ciudad donde no puedes controlar la movilidad entre las zonas».

Por otro lado, mientras el viceconsejero madrileño de Salud, Antonio Zapatero, confirmaba que la Comunidad de Madrid extenderá las restricciones a 8 nuevas áreas sanitarias, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, hablaba desde La Moncloa para asegurar que el Gobierno central recomendó a Madrid extenderlas a toda la capital. 

Según el ministro Illa, los expertos de Sanidad pidieron al Gobierno madrileño que las restricciones se extendieran no sólo a las áreas básicas con incidencia acumulada superior a mil casos por cada 100.000 habitantes, sino a todo Madrid y a municipios que presentan incidencia superiores a 500 casos.