Galicia: Ourense y una población limítrofe estarán confinadas a partir de mañana

Han seguido creciendo los contagios en las últimas horas

Fotografía de una mujer con la mascarilla comprando verdura en un mercado
Ourense se convierte en la primera capital gallega confinada en la segunda ola | Àngel Ullate

Los ayuntamientos de Ourense y Barbadás estarán de nuevo confinados ante el aumento de contagios de la covid-19, de manera que la movilidad quedará restringida y solamente se podrán autorizar los desplazamientos por motivos laborales, educativos o de salud.

Esta decisión, avalada por el comité clínico de expertos que asesora a la Xunta en la gestión de la pandemia y que se ha reunido este martes, se produce después de que Ourense haya registrado 88 nuevos contagios por el pequeño agente infeccioso causante de la pandemia en las últimas 24 horas, la tasa más alta de toda la Comunidad.

El comité clínico, al comprobar en las últimas jornadas cómo se alcanzaba o rozaba el centenar de infecciones diarias, ha tomado la decisión, de la que la Xunta informa en un comunicado, tras el encuentro de esta tarde en el que se ha analizado la situación epidemiológica en Galicia.

Entre las nuevas medidas adoptadas para contener la alta propagación, se ha acordado la prohibición de las reuniones de personas no convivientes en los ayuntamientos de  Barbadás, Verín, O Barco de Valdeorras, así como en la comarca de O Carballiño, al igual que se había hecho en Ourense.

En la nota enviada a la prensa, la Consellería de Sanidad confirma por tanto que «queda restringida la movilidad» en los ayuntamientos de Ourense y Barbadás, municipio este último limítrofe con la capital provincial y al que se habían desplazado numerosos orensanos este fin de semana tras las restricciones que ya pesaban sobre su ciudad de residencia, donde no podían juntarse más de seis personas no convivientes.

Así las cosas, en este momento Ourense y Barbadás pasan a nivel tres y, como estipulan las nuevas instrucciones, «estará prohibido que bares y cafeterías puedan servir en el interior» de tal forma que sólo podrá haber grupos máximos de cinco personas en terrazas. Los restaurantes sí pueden servir en el interior pero a un máximo de cinco personas por mesa.

Los ayuntamientos de O Carballiño, Ourense, Ribeiro, Allariz, Verín y O Barco pasan a su vez a nivel dos, por lo que quedan restringidos los aforos, que pasarán a ser del 50 por ciento en establecimientos comerciales, restauración y hostelería (donde además estará prohibido el consumo en barra). Lo mismo para bibliotecas, academias, autoescuelas y centros privados de educación no reglada.

También se establece la limitación del número de personas permitido en las reuniones tanto privadas como en la vía pública. El máximo autorizado es de diez personas, junto con la reducción de los aforos en celebraciones, velatorios y lugares de culto.

Todas estas medidas entrarán en vigor a partir de la madrugada del jueves y tienen como finalidad, indica el Gobierno gallego, «poder actuar de forma más selectiva y con mayor rapidez ante la aparición de casos en una zona concreta» pudiendo restringirse y regularse determinadas actividades no sólo por áreas sanitarias


Comentarios

envía el comentario