Imagen de una trombosis en una vena

Otros medicamentos que pueden causar trombosis y no lo sabías

Se trata de un efecto secundario contemplado en otros fármacos además de la vacuna de Astrazeneca

La vacunación de Astrazeneca está suspendida temporalmente en varios países de mundo, incluido el nuestro.

Tras notificarse una treintena de pacientes que han sufrido una trombosis posterior a la vacuna, la Agencia Europea del Medicamento (EMA) ha iniciado una investigación para aclarar si existe relación entre la vacuna y los episodios de trombos notificados.

«Van a hacer un registro de todos los eventos tromboembólicos que han recibido las agencias reguladoras de cada país y lo compararán con la incidencia normal para ver si se sale de los parámetros habituales o está dentro de lo normal y no se podría atribuir a la vacuna», explica a 'Cadena Ser' la química y divulgadora científica Deborah García Bello. 

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

¿Qué es una trombosis?

La EMA ha decidido abrir una investigación ante la alarma genera en varios países de la Unión Europea tras notificarse una treintena de casos como posible efecto secundario de la vacuna Astrazeneca.

La trombosis es la formación de un coágulo de sangre, llamado trombo, en una o varias venas con capacidad para obstruirlas y provocar lesiones de mayor o menor gravedad.

«Ese trombo va viajando por las venas y si pasa al corazón, luego va a las arterias y puede afectar a los pulmones, provocando trombosis pulmonar, o al cerebro, que podría desembocar en ictus», ha explicado la cardióloga Teresa Fernández en unas declaraciones recogidas por la 'Cadena Ser'.

Se trata de un proceso que incluso puede provocar la muerte en muchos casos. De hecho, en nuestro país se investiga un fallecimiento y dos casos de trombos en pacientes vacunados con Astrazeneca.

¿Cuál es la probabilidad de sufrir un trombo?

Sin embargo, esta afectación es más común de lo que podría parecer a simple vista. La probabilidad de sufrir una trombosis a lo largo de la vida es de, aproximadamente, 2 personas por cada 1.000, una cifra que es muy superior a la probabilidad de sufrir un trombo como consecuencia del coronavirus

De 5 millones de pacientes vacunados con Astrazeneca, 30 sufrieron una trombosis tras recibir la vacuna, por lo que la probabilidad estaría por debajo de 1 entre 100.000.

«Eso significaría que los riesgos del medicamento son menores que los beneficios para la mayoría de la población. Se contemplará en el prospecto como efecto adverso pero se seguirá administrando con normalidad, quizá a excepción de personas con riesgo tromboembólico», ha señalado la científica Deborah García Bello.

Según ha alertado la experta, todo apunta a que se levantará la suspensión de la vacunación aunque se demuestre que sí hay casos que se relacionen porque estos serán previsiblemente «infrecuentes, raros o muy raros», tal y como sucede con otros medicamentos que pueden causar una trombosis.  

Los otros medicamentos que contemplan la trombosis como un efecto secundario

Cualquier medicamento contempla una multitud de contraindicaciones en su prospecto. Y en el caso de las vacunas no es distinto.

De hecho, en cuanto a la trombosis, hay muchos fármacos de uso habitual que especifican que pueden provocar coágulos como efecto secundario. Aunque estos, por supuesto, son casos extremadamente raros, de lo contrario el medicamento no se habría aprobado.

Este es el caso de los anticonceptivos orales y otros tratamientos hormonales. Sin embargo, en este caso son fármacos recetados por un especialista que previamente revisa el historial médico del paciente para conocer si tiene antecedentes relacionados con trombos y hábitos de riesgo como pueden ser el tabaquismo y el sedentarismo, que también son dos factores de riesgo.

Por esta razón, muchos expertos consideran fundamental la revisión del historial médico de los pacientes a la hora de inocular la vacuna de Astrazeneca.

Cada persona tiene unos antecedentes clínicos distintos que deben ser evaluados y, en este caso, podría ser conveniente no administrar la vacuna de Astrazeneca a aquellas personas con riesgo de sufrir trombos.

Infórmate más sobre el coronavirus:

- Las últimas noticias sobre la pandemia en España y el mundo

- Radar Covid: La aplicación de rastreo y cómo descargarla en tu móvil

- Guía coronavirus: 12 pautas para protegerte y actuar ante un contagio