Una joven poniéndose spray nasal

Otorrinos españoles advierten sobre el uso del spray nasal anticovid

No ven evidencias científicas que prueben su eficacia

Hace algunos días se hizo público la llegada a España de un nuevo medicamento revolucionario para evitar contagiarnos de coronavirus. Se trata de un spray nasal, conocido como 'Taffix' y que está desarrollado por la compañía biofarmacéutica Nasus Pharma. Lo que promete el fabricante es 5 horas de protección contra posibles infecciones desde su inhalación.

Ante esta información que sería un auténtico avance en la lucha para frenar la pandemia, especialistas médicos se pusieron en marcha para comprobar su fiabilidad. Concretamente, la Sociedad Española de Otorrinolaringología (SEORL) quiso comprobar si realmente existían evidencias científicas que confirmaran lo afirmado por la empresa farmacéutica. 

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

El encargado de hacer el análisis de este producto habría sido el doctor Jaime Viera Artiles. Y las conclusiones a las que ha llegado son bastante claras: no hay ningún indicio que anime a recomendar este spray nasal para protegerse y evitar contagiarse de la covid-19. 

El otorrino ha recordado que «el mecanismo de contagio más común del SARS-CoV 2 es por transmisión aérea». Esto hace que las fosas nasales sean «el objetivo principal del virus para acceder al organismo huésped». Por ese motivo un spray nasal podría ser una opción a tener en cuenta. 

Jaime Viera explica que el principio de este medicamento es la hipromelosa o hidroximetilpropilcelulosa, utilizada también en las gotas para evitar la sequedad ocular. La manera de actuar de este sería, una vez está en nuestra mucosa nasal, formar «una barrera de gel que sirve para disminuir la exposición a los alérgenos ambientales de dicha mucosa». Esto aunque reduce algunos síntomas por ejemplo en alergias, no está demostrado que sirva para evitar la entrada del virus en nuestro organismo. 

Según el fabricante, se supone que el spray también ace más ácido el pH de la mucosa nasal, lo que debería combatir al virus. Pero lo que explica el doctor Viera es que hasta el momento los estudios científicos confirman que el SARS-CoV-2 se mantiene estable en pH ácido, por lo que es imposible que este fármaco pueda eliminar el virus. 

El poco rigor de los estudios realizados por la empresa

Y los comentarios que hace el miembro de la Sociedad Española de Otorrinolaringología sobre el estudio presentado por la farmacéutica no puede ser más duro. «Tiene una metodología de muy dudosa fiabilidad», afirmaba.

La manera que tuvieron de comprobar la fiabilidad de su producto fue que un grupo de personas se lo pusieran antes de participar en un evento multitudinario en el que no se respetará la distancia de seguridad. Unas semanas después del mismo, contactarían con ellos para ver si se habían infectado. 

El médico español concluye que sin un grupo de control ni con un placebo con el que comparar «no se pueden sacar conclusiones válidas». Recuerda además que no se tiene en cuenta que tipo de mascarillas pudieron utilizar los participantes ni si tenían enfermedades previas, además de no habérseles hecho un seguimiento. 

También insiste en que este estudio «no está publicado en ninguna revista científica de impacto». Afirma de manera contundente que  «son los propios distribuidores del producto los que realizan un estudio y obtienen unos resultados basados en unos datos que no publican y sacando unas conclusiones que no han sido validadas por otros investigadores ajenos a la empresa interesada». 

Para el doctor Jaime Viera son motivos más que suficientes para confirmar que el trabajo tiene una «nula evidencia científica». Es por eso que «basándonos en la evidencia científica disponible en el momento actual, todos los efectos de protección frente a la COVID-19 que proclama este producto, la SEORL no puede recomendar su uso para el fin para el que se publicita».