Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS

La OMS se pronuncia sobre la nueva cepa del coronavirus

El director general de la organización ha llamado a la prudencia ante la falta de pruebas y descarta que afecte a la vacuna

Poco se sabe hasta ahora de la nueva cepa del coronavirus, excepto que puede ser mucho más contagiosa que las demás variantes. Sin embargo, la comunidad científica sigue trabajando a contrarreloj para despejar otras dudas sobre si es una mutación más letal o si afectará a la viabilidad de las vacunas.

Sobre la nueva cepa del coronavirus se acaba de pronunciar la OMS. El director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha afirmado que no hay pruebas de que sea una cepa más mortal o que provoque una enfermedad más grave.

La OMS ha reaccionado con prudencia ante las informaciones de la nueva mutación del coronavirus que tiene a Europa en vilo. La organización ha anunciado que están trabajando con científicos e investigadores «para ver cómo se comporta el virus» y que «cuanto más se le permita diseminarse más probabilidades hay de que mute».

Sin embargo, la máxima autoridad sanitaria en el mundo no considera que la nueva variante ponga en peligro la vacuna. La responsable de Covid en la OMS, Maria Van Kerkhove, anunció en rueda de prensa desde Ginebra su posición en este tema: «No creemos que esto tenga algún impacto en la vacuna».

La vacuna ya está en marcha en Reino Unido y ha sido aprobada también en Estados Unidos. En Europa, la agencia reguladora también ha dado luz verde a la vacuna de Pfizer. La principal preocupación de los científicos es que la nueva variante pudiera poner en jaque la campaña de vacunación que está a punto de empezar.

Sin embargo, hay una cierta tranquilidad en ese sentido. La mayoría de los expertos coincide en señalar la irrelevancia de la nueva cepa de cara a la efectividad de las vacunas. La OMS apoya también esta tesis. En la línea de su habitual prudencia ante la aparición de nuevas informaciones sobre el coronavirus, llama a la calma ante la falta de pruebas.

Lo que sí ha confirmado la representante de la OMS, Maria van Kerkhove, es que se trata de una cepa que se propaga más rápidamente. Esto explica que en el Reino Unido se haya multiplicado la tasa de reproducción del virus de 1,1 a 1,5. La cepa se descubrió, precisamente, tras un brote con mil contagiados en el sureste del país.

Por su lado, el Centro Europeo para Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) asegura en un informe que «análisis preliminares en el Reino Unido sugieren que esta variante es significativamente más transmisibles que las variantes que han circulado previamente, con un incremento estimado de transmisibilidad hasta el 70%».

Las autoridades sanitarias europeas anuncian que la nueva cepa del coronavirus tiene un potencial estimado en 0,4 o más de aumentar la tasa de reproducción. Pero también matizan que se trata de un peligro potencial, no de una certeza.

Qué dicen los expertos

En todo caso, es un peligro para tomárselo en serio. Un aumento de 0,4 en la tasa de reproducción, que mide el número de personas que contagia un infectado, supondría que las restricciones para frenar la segunda ola en España serían insuficientes para controlar una oleada de la nueva cepa del virus. 

Christian Drosten, asesor del gobierno alemán en el coronavirus y uno de los virólogos más célebres de Europa, cree que «hay demasiadas incógnitas para afirmar que la transmisibilidad ha aumentado un 70%». Adolfo García-Sastre, prestigioso investigador español que trabaja en Estados Unidos, también cree que «con los datos que tenemos ahora, no parece mucho más transmisible que las variantes anteriores».

Sin embargo, la nueva variante ya se ha encontrado en Dinamarca, Países Bajos, Italia, Islandia, Australia y Gibraltar. Y es posible que también haya llegado a España. Por eso el ECDC hace un llamamiento a analizar y secuencias muestras del virus para identificar casos de la nueva variante y mantenerlo bajo control.