María Neira, directora de Salud Pública y Medioambiente de la OMS, no cree que España se confine en breve

La OMS pone fecha a la normalidad y ya manda trabajo para después de la pandemia

Cada uno de los ciudadanos y sus actos juegan un papel crucial en la sociedad

Los anuncios de la gran efectividad de las vacunas de las farmacéuticas Pfizer y Moderna en los últimos días han dado algo de esperanza a la sociedad. Son muchos los que ven ahora la luz al final del túnel y se preguntan cuándo llegarán y, lo más importante, si se podrá recuperar la antigua normalidad más pronto que tarde.

La directora del Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de la Organización Mundial de la Salud, OMS, María Neira, prevé que la vacuna comenzará a administrarse a los grupos poblacionales más vulnerables a principios del próximo año.

«Será una producción inicial. En la segunda parte del 2021 continuaremos aumentando la producción y distribución de la vacuna», ha augurado la directora del Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de la Organización Mundial de la Salud en una entrevista en ‘RAC-1’.

Esto podría suponer que en verano se alcanzase cierta normalidad, aunque para lograr una inmunidad generalizada habrá que esperar un poco más, concretamente hasta finales de 2021. Según palabras de María Neira, todavía quedan «unos meses duros». A pesar de esto último, la doctora asturiana ha señalado en su entrevista que «hay un optimismo que todos necesitamos».

Además, María Neira, ha recalcado que hay que ser «rigurosos» y cautos, aunque ha resaltado que la competencia entre farmacéuticas «puede ser muy positiva. Nos está dando muy buenos resultados».

La colaboración de todos es fundamental

En cuanto a las medidas restrictivas para contener la epidemia, la directora del Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de la Organización Mundial de la Salud ha opinado que «lo importante es tener una estrategia completa y tener paciencia para que funcionen las medidas. Hay que tomar las medidas con la capacidad de que tengan el mínimo impacto posible en la sociedad, pero que tengan efecto en la salud». Y es que es crucial que todo el mundo ponga de su parte para frenar este virus que tanto daño está haciendo a nivel personal, sanitario y económico.

Respecto a las próximas fechas navideñas, la asturiana ha hecho especial hincapié en que este año serán diferentes. A pesar de ello, María Neira ha apelado a la imaginación para que esta Navidad tan atípica no sea aburrida. Y es que, aunque será necesaria «paciencia, estrategia y un cierto optimismo activo» lo importante en esta ocasión es que todos nuestros allegados tengan salud.

Cuando termine la pandemia, la directora del Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de la Organización Mundial de la Salud ha propuesto «salud humana-animal-ambiental. ¿Qué ha pasado aquí? Necesitamos un estilo de vida que reduzca los factores de riesgo». Y es que cada uno de los ciudadanos y sus actos juegan un papel fundamental en la sociedad.

De hecho, durante una videoconferencia organizada por el Instituto Asturiano de Administración Pública Adolfo Posada el pasado mes de septiembre, María Neira repasó las seis medidas contempladas por la OMS para la recuperación postcovid-19, que se pretende que sea «saludable y verde».

La primera, imprescindible, es una mejora del medio ambiente y de la calidad del aire. La transición a una energía limpia, la sostenibilidad de la cadena alimentaria, la planificación de un urbanismo saludable, garantizar servicios básicos y replantearse los subsidios a los combustibles fósiles en favor de inversiones que sean «sostenibles y no atenten contra nuestra salud» son los otros cinco aspectos planteados por la OMS. Y es que según María Neira, con la llegada del Covid-19 hemos aprendido que necesitamos un sistema de cobertura sanitaria universal,  la importancia de destinar recursos a la investigación y de contar con un potente sistema de vigilancia epidemiológica entre otros muchso asuntos.


Comentarios