Dos trabajadores del Infoca andaluz desinfectando zonas de riesgo por coronavirus

El lugar de trabajo fuera de los bares con un ‘alto riesgo’ de contagio

Las autoridades mundiales localizan en las industrias peleteras de Europa grandes cadenas de transmisión y piden reforzar la seguridad

Las variantes más contagiosas del coronavirus han introducido una nueva fase de la pandemia en la que es esencial limitar la transmisión del virus. Esto pasa por detectar los espacios y los lugares más propensos a generar contagios, y las autoridades sanitarias han señalado un lugar de trabajo en el que existe un «riesgo alto» de propagación.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) advierten del riesgo en la industria peletera, compuesta principalmente por visones. 

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Tres de las organizaciones más importantes a nivel mundial han analizado la situación de esta industria debido al gran número de granjas peleteras en Europa (y en España). La amplia variedad de especies animales que se utilizan para la confección de pieles y el alto número de casos de Covid-19 en esos espacios ha alertado a las autoridades mundiales.

El caos viene llamando su atención desde hace tiempo. Durante la primera oleada, en abril, los Países Bajos notificaron por primera vez la presencia de coronavirus en crías de visones. Las sospechas crecieron al aparecer nuevos casos en otros 9 países, la mayoría de ellos en Europa, que es donde existe el mayor número de productores de pieles animales.

En noviembre, Dinamarca descubrió en estos pequeños mamíferos una variantes del virus con una combinación de mutaciones nunca antes vista. Tras las primeras investigaciones se confirmó una mayor resistencia de esta variante a los anticuerpos. La OMS, junto con el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC) se reunió con países productores de pieles de visón para evaluar la seguridad de esos lugares.

La intención de las autoridades era tener una visión general de la industria de cría de pieles y recopilar información sobre protocolos de seguridad para prevenir la transmisión entre humanos y animales. Para completar el estudio se realizaron encuestas en 53 países de Europa. Respondieron 31, y de ellos 15 confirmaron tener industrias peleteras en su suelo nacional, 14 de los cuales con sistemas de vigilancia del coronavirus. Otros 9 aseguraron tener sistemas de detección del virus en trabajadores, y 8 confirmaron casos entre el personal. 

Nueve países de Europa han analizado las mutaciones en el ADN del virus en animales, mientras que ocho lo han hecho en humanos. De estos análisis ha salido la identificación de varias combinaciones de mutaciones en variantes vinculadas al visón. El estudio también concluye que las medidas de seguridad para prevenir la propagación del SARS-CoV-2 entre animales y humanos varían mucho según los países.

Medidas de seguridad en las granjas

Entre las principales medidas de prevención está el uso de equipos de protección individual (EPI), el acceso a las grandes y movimiento de animales y trabajadores en estos espacios. Sin embargo, la forma de aplicarlas varía mucho en función de los países. Por eso las autoridades mundiales han pedido que se cumplan estrictamente las medidas de bioseguridad sanitaria contra el Covid-19.

Se recomienda proporcionar y asegurar equipos de protección individual a los trabajadores agrícolas y los visitantes, realizar pruebas en animales susceptibles de transmitir el coronavirus, detectar y analizar las especies salvajes y otros animales del entorno de las granjas, y evitar que los trabajadores con síntomas ingresen en las instalaciones agrícolas.

Las autoridades mundiales advierten de que las industrias peleteras son un foco de contagios y piden que se extremen las medidas de prevención en un momento especialmente crucial para el futuro de la pandemia en Europa. Esto pasa por realizar la secuenciación del genoma completo de virus de casos humanos y animales, y mejorar la vigilancia Covid-19 en la relación entre animales y humanos en este tipo de lugares. 

Decenas de granjas en España

La mayor industria peletera de visones en el mundo se encuentra en Dinamarca, seguida de Finlandia, Noruega y Países Bajos. En España existen actualmente decenas de granjas de visones según las industrias peleteras. Estas granjas han sido objeto de polémica por parte de las asociaciones animalistas, que incluso han entrado en sus instalaciones para tomar imágenes. 

La polémica animalista se agravó con la aparición del Covid-19. En la granja de La Puebla de Valverde, en Teruel, se sacrificaron 92.700 visones tras un brote, y desde el grupo ecologista WWF se preguntaron «cómo no se van a infectar si están en una jaula unos al lado de los otros, sin distancia y hacinados».

En España existen 37 explotaciones, de las cuales 31 están en Galicia, tres en Castilla y León, una en Aragón, otra en el País Vasco y una más en Valencia. Todas juntas producen al año 750.000 visones. En toda europa se producen 39 millones de visones al año.