Tedros Adhanom Ghebreyesus, director de la OMS

La OMS marca otro peligro para los países como España que luchan contra el virus

El director dela OMS ha instado a los países a luchar contra la desinformación sobre el coronavirus

Desde la llegada de la pandemia a nuestra vida, han sido muchas las dificultades con las que hemos tenido que lidiar como individuos y como sociedad. Pero en la era de la información o desinformación (según cómo se mire), parece ser que la pandemia no es el único peligro al que nos enfrentamos, tal y como ha alertado recientemente el director de la OMS Tedros Adhanom Ghebreyesus. 

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Y es que la información falsa sobre el coronavirus y otras enfermedades también se puede convertir en un peligro para la salud de todos, tal y como han demostrado los grupos de ‘negacionistas’ que han surgido recientemente, con proclamas en contra del uso de la mascarilla, contra las medidas de confinamiento y distancia social, o contra ciertos tratamientos contra el Covid-19, ya sean vacunas u otros.

Es por eso que Tedros Adhano ha insistido en que los países tienen que hacer frente a este nuevo problema e instó a los medios de comunicación, empresas tecnológicas, sociedad civil e investigadores a evitar la difusión de información falsa: «Así como la COVID-19 se ha extendido por todo el mundo, también lo han hecho los rumores, falsedades y la desinformación, los cuales pueden ser igualmente peligrosos. Demasiadas personas se han hecho daño basándose en falsedades, automedicándose con productos químicos tóxicos o con medicamentos peligrosos».

El director de la OMS también ha indicado que uno de los peligros de las ‘fake news’ o noticias falsas, es que minan la confianza en los servicios de salud y el personal sanitario, provocando que muchas personas se nieguen a ser atendidas o no se fíen de los hospitales, hecho que provoca más animadversión y violencia contra los sanitarios, o contra las minorías étnicas o inmigrantes, subiendo de esta manera la estigmatización hacia estos colectivos más vulnerables.

Por todo esto ha instado a los países a luchar contra la desinformación sobre la enfermedad poniendo en marcha planes nacionales, y apuntando que solo se podrá controlar la pandemia si la sociedad cuenta con información veraz, precisa y oportuna respecto a las medidas que deben tomar para protegerse a sí mismos y a los demás de la pandemia.