primer plano de unas manos con guantes de látex manipulando una prueba pcr

La OMS marca las 5 tareas urgentes para frenar el coronavirus y descarta una medida

La doctora Maria Van Kerkhove cree que aún estamos a tiempo de controlar el virus si se hacen algunas cosas concretas

«Podemos controlarlo». Con este mensaje optimista, la Organización Mundial de la Salud ha querido recordar las cinco tareas para frenar el coronavirus en plena oleada de contagios en el mundo. El organismo recuerda que estamos en uno de los momentos más críticos de la pandemia, pero que se puede controlar tomando una serie de medidas.

Lo ha hecho a través de la red social Twitter, donde ha colgado el vídeo de una conferencia de su responsable de emergencias sanitarias, Maria Van Kerkhove, en la que señala lo que hay que hacer para superar la situación.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

«El hecho de que hayamos descubierto la aparición de nuevas variantes que han aumentado la transmisibilidad en algunos casos no es bueno», reconoce la doctora Van Kerkhove, y advierte de que esta situación «complica las cosas y lo hace todo más difícil». Aun así, señala que «aún tenemos un control sobre este virus».

El alto cargo de la OMS ha explicado que hubo un aumento de la transmisión antes de que se descubrieran las nuevas variantes de coronavirus, y que eso se debe a la relajación de las medidas que hizo que la gente se mezclara más. «Los contagios bajaron mucho en la mayoría de países durante el verano, y perdimos la batalla porque cambiamos nuestros patrones de comportamiento durante aquellos meses», dice de forma tajante.

Señala que este cambio se produjo, sobre todo, durante las celebraciones de Navidad y de Año Nuevo: «El número de contactos que han tenido los individuos y las familias ha aumentado de forma significativa y ha tenido un impacto directo en el crecimiento exponencial que se ha visto en varios países».

La doctora llama la atención sobre el hecho de que en muchos lugares el crecimiento ha sido repentino y muy acusado, «pero eso no quiere decir que hayamos perdido la batalla». Por eso lanza una serie de tareas por hacer. «Lo mejor que podemos hacer ahora es mantener la distancia física respecto de los demás, buscar los casos activamente, intensificar la investigación científica, tratar clínicamente y aislar los casos, y apoyar las cuarentenas».

«Esto es lo que rompe las cadenas de transmisión», asegura la experta, y pide que hagamos todo lo que esté en nuestras manos como individuos, como comunidades, como familias, como líderes religiosos y políticos. En ese sentido, hace un llamamiento para poner en marcha los sistemas para ayudar a la gente, «para limitar sus contactos con los demás mientras mantienen la conexión social con sus seres queridos».

No ve con buenos ojos el pasaporte Covid

Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud descarta la creación de un pasaporte Covid para las personas que se hayan vacunado contra el coronavirus. El organismo cierra la puerta así a una de las ideas para reforzar el control sobre la circulación del virus en el mundo, y también descarta añadir en la tarjeta sanitaria información sobre si se ha pasado la enfermedad.

La OMS no ve con buenos ojos estas medidas y pide a los gobiernos que no pongan como requisito la presentación de un documento conforme se ha recibido la vacuna. La razón que ha dado es que «aún se desconocen las repercusiones de las vacunas en la reducción de la transmisión», además de que la disposición de las dosis todavía es limitada.

El organismo pide que no se establezcan requisitos de demostración de la vacuna o de inmunidad para los viajes internacionales. «Estar vacunado no debería eximir a los viajeros internacionales de cumplir otras medidas de reducción de riesgo de los viajes», señala, y recomienda a los países aplicar medidas coordinadas y basadas en pruebas científicas.

Nombrar las nuevas variantes

Una opinión que no comparte, sin embargo, la presidente de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, que considera una buena idea la creación de este certificado a nivel europeo. Cree que facilitará la vida a los ciudadanos ya vacunados, aunque reconoce que existen problemas jurídicos y políticos. El Gobierno de Pedro Sánchez también se ha mostrado a favor.

Finalmente, la máxima autoridad sanitaria mundial ha pedido ampliar la secuenciación de los genes para mantener bajo control la proliferación de nuevas variantes del coronavirus. En ese sentido, ha subrayado la necesidad de intercambiar información entre Gobiernos y alcanzar una mayor colaboración científica para abordar las incógnitas abiertas.

Una de las propuestas que la OMS tiene encima de la mesa es dar un nombre específico a las nuevas variantes para evitar relacionarlas con un lugar concreto. Y ha pedido a los fabricantes de las vacunas que proporcionen los datos sobre su eficacia lo antes posible.